Páginas

Al otro lado

Al otro lado
"Al otro lado", de Paco Gómez Escribano. Editorial Ledoria. I.S.B.N.: 978-84-15352-66-2.
Comprar libro
en Estudio en escarlata, aquí.

Comprar libro
en El Corte Inglés, aquí.


Presentaciones:

Sábado, 27 de abril a las 12 h. en la Feria del libro de Granada, en el Centro de Exposiciones de CajaGRANADA Puerta Real. Me acompañará en la presentación el compañero de Granada Jesús Lens. Y a las 13 horas firma de ejemplares en la Caseta de Firmas.

Sábado, 20 de abril, de 11 a 13 h. y de 17 a 20 h. en la Feria del Libro de Fuente el saz de Jarama.

Sábado, 26 de enero a las 20 h. en el Museo Municipal de Alcázar de San Juan. Me acompañará en la presentación el compañero de Ciudad Real José Ramón Gómez Cabezas, autor de "Réquiem por la bailarina de una caja de música", de la Editorial Ledoria.

Martes, 23 de octubre a las 19.30 h. en la librería Estudio en Escarlata (Guzmán el Bueno 46, Madrid). Si no puedes acudir y queréis un ejemplar firmado, ponte en contacto con ellos y pídeselo (91 543 0534). Te lo enviarán por correo.

Miércoles, 24 de octubre a las 18 h. en Getafe Negro (Carpa de la Feria del Libro). A las 20 h. participaré en una mesa redonda con otros compañeros de la Editorial Ledoria titulada "En los arrabales de la Novela Negra.

domingo, 29 de marzo de 2009

La señora

La mañana ha empezado un poco rarita. Como cada domingo, me he bajado a comprar la prensa, oigan, ni Dios por la calle, hay cosas que no cambian. Al llegar a la tienda de Alberto me he encontrado con la sorpresa de que aún no habían llegado los periódicos, a pesar de que eran las nueve. Es otra de las cosas de Algeciras. En cualquier lugar de España, uno puede comprar un periódico a las siete de la mañana; aquí no. “El cambio de hora”, me decía Alberto resignado. Total, que el reparto ha venido a las diez menos cuarto, lo que ha propiciado amena charleta con Alberto y con otro cliente en mis mismas circunstancias, que nunca está de más; el tema, el de siempre, que hay que ver lo mal que está Algeciras..., etc.
Me he ido a la cafetería de la Estación de Autobuses, que está agradable con esos pedazo de ventanales desde los que se divisa la RENFE, el Ventura Morón y la poca gente que transita la calle. Es mi momento de la semana: pido cafelito, me enciendo un pitillo y empiezo a leer. Siempre empiezo por la última página del suplemento, tengo vicio con Javier Marías, ¿saben? Total, que me las prometía yo muy felices cuando se ha plantado delante de mi una señora que me dice que si puede mirar el periódico. A punto he estado de decirle que no, la sexagenaria no me ha dado muy buen rollo: desaliñada, maleducada, desagradable..., lo que pasa es que mi educación no me permite llevar a cabo acciones de ese tipo. Sin esperar mi consentimiento, la señora ha agarrado el periódico, que parecía que le había hecho algo por cómo lo trataba y se ha puesto a pasar las páginas molestándome todo lo que podía. Pertenecía al numeroso porcentaje de población que se chupa el dedo para ojear el diario. Así que, ahí estaba ella, poniéndome el periódico perdido a salivazos y dejando la impronta de su ADN en todas las páginas. Se notaba que no lee el periódico nunca, porque buscaba la sección de deportes desde la página uno. Para evitar que me humedeciera todas las páginas, al final, le he buscado yo la sección y cuando se la mostré, la señora se puso a lanzar improperios, porque lo que le interesaba era el resultado del partido de fútbol de Suecia y no encontró la noticia. Ni las gracias, oigan. Tiró el periódico contra la mesa hecho un Cristo y se marchó por donde había venido. Cuando terminé de leer el suplemento, me puse con el periódico, pasando las páginas con las debidas precauciones, aun así, inevitablemente me he debido impregnar las yemas de mis dedos con el ADN indeseado, qué se le va a hacer. Después me he marchado, dejando el muestrario de salivazos en la mesa.
La mañana ha comenzado rarita, como les decía. Menos mal que la una y media viene a recogerme Virtudes, la Niña Poeta, la niña de Algeciras, y toda la tarde con ella... Eso sí que es prometedor...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

SIGO LEYENDOTE, GRACIAS POR COMPARTIR TU BLOG, PORQUE ASI NOS ENTERAMOS DE PEQUEÑAS ANECDOTAS QUE PASAN, QUE PARA OTRAS PERSONAS SON INADVERTIDAS, Y TU LAS CUENTA CON TANTA EXAGERACION, QUE PARECES ANDALUZ.
QUE PASES UN BUEN DIA

Paco Gómez dijo...

Pues gracias, pero te aseguro que aquí no he exagerado ni un pelo. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Buenos días por la mañana, yo tambien te leo, fijate que te conoci en Febrero, sin esperarte, despues te lei, un día sin buscarte, el título de un poema me trajo aqui, total que me has enganchado, enhorabuena por los poemas,son muy buenos, por cierto he escuchado esa chica, y no veas
me has trasmitido alegría, porque me hace gracia como la entonas, pero al final, me he llegado a emocionar, que mezcla de sentimientos, sera porque me he identificado, me gusta como cuentas las cosas, sigue así, y por cierto, cumplió tus expectativas la tarde, supongo que si, un saludo.

Paco Gómez dijo...

Mucha gracias por tu comentario. Me alegro de que te guste el blog. Y sí, la tarde cumplió las expectativas con creces. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Reclon2: mejor que ánonimo, me voy a bautizar así, me gustaría contarte, que mi tarde al final tampoco fue desmerecida, vi un peliculón ABRAZOS ROTOS, que por cierto os recomiendo, hace reflexionar y la parte final, me parti de risa, se me escuchaba en toda la sala, buenísimo el final, y no sé pienso que a mi, me jodería más no poder oir, mucho más que la ceguera, el no poder escuchar. Por eso esa chica, me ha llegado mucho más. Por cierto me alegro que lo pasarás genial ayer tarde, porque cuando uno está bien, eso se transmite sin querer, y siempre gusta estar con alguien asi, un abrazo.