Páginas

Al otro lado

Al otro lado
"Al otro lado", de Paco Gómez Escribano. Editorial Ledoria. I.S.B.N.: 978-84-15352-66-2.
Comprar libro
en Estudio en escarlata, aquí.

Comprar libro
en El Corte Inglés, aquí.


Presentaciones:

Sábado, 27 de abril a las 12 h. en la Feria del libro de Granada, en el Centro de Exposiciones de CajaGRANADA Puerta Real. Me acompañará en la presentación el compañero de Granada Jesús Lens. Y a las 13 horas firma de ejemplares en la Caseta de Firmas.

Sábado, 20 de abril, de 11 a 13 h. y de 17 a 20 h. en la Feria del Libro de Fuente el saz de Jarama.

Sábado, 26 de enero a las 20 h. en el Museo Municipal de Alcázar de San Juan. Me acompañará en la presentación el compañero de Ciudad Real José Ramón Gómez Cabezas, autor de "Réquiem por la bailarina de una caja de música", de la Editorial Ledoria.

Martes, 23 de octubre a las 19.30 h. en la librería Estudio en Escarlata (Guzmán el Bueno 46, Madrid). Si no puedes acudir y queréis un ejemplar firmado, ponte en contacto con ellos y pídeselo (91 543 0534). Te lo enviarán por correo.

Miércoles, 24 de octubre a las 18 h. en Getafe Negro (Carpa de la Feria del Libro). A las 20 h. participaré en una mesa redonda con otros compañeros de la Editorial Ledoria titulada "En los arrabales de la Novela Negra.

sábado, 4 de abril de 2009

El barrio en estado puro

Llegué a Madrid a eso de las nueve de la noche, y al barrio veinte minutos después. Charla con mi hermano y con los colegas y, mientras, cena y cervecita. Como siempre, una de las cosas por las que me esperan es por echar un mus. Así que acabamos en el pub: mi hermano con el camarero y yo con el Chuti. Desgraciadamente la partida no se pudo acabar. El Chuti envida y el camarero, que era postre, dice que a él no le dice. Allá que va el Chuti y se saca los chinos. Y allá que va el camarero que dice que ellos no han cerrado, que tiene que hablar mi hermano. Y el Chuti que le dice que cierre la puta boca. Y que se monta, que el camarero recoge el tapete y la baraja. Miradas desafiantes, testosterona, y mi hermano que interviene y al final pone calma, en fin, Canillejas en estado puro.

Al día siguiente, me paso por la bodega del Suso a tomar el vermú y me encuentro con el Gabi y el Chopin. Me presentan al Ricky, al que yo no conocía; extraño, teniendo en cuenta que conozco a todo el mundo. Lo insólito es que, sin conocerme, empieza a narrarme un encuentro sexual suyo, de esos del hombre detrás y la mujer delante. Y me narra detalladamente el hecho de que cuando la saca se la encuentra llena de lentejas, eso sí, francesas, de las pequeñas, puntualiza. Y me lo cuenta así, de sopetón, he omitido los detalles menos agradables, en fin, Canillejas en estado puro. Luego me dijo que le habían robado las bolsas de la compra mientras echaba la primitiva.

Para fuerte lo del Chopin, que ahora vive en un pueblo de Guadalajara merced a sus habilidades profesionales con el pladur. Un pueblo, me dice preocupado, en el que la lata de cerveza va a 1,40. Así que no se le ocurre otra cosa que pedir prestada una bici que llevaba sin rodar ocho años. Busca una bomba, le infla las ruedas, se provee de una mochila y se larga al pueblo de al lado en donde las latas van a 0,60. Vuelve con la mochila repleta, que se le rompe por el camino, y tras hora y media de excursión por pendientes de Tour de Francia, llega a casa al borde de la lipotimia, pero orgulloso de haber conseguido cerveza a precio de saldo.

Luego llega el Javi, que venía de ver a los AC/DC del Palacio de los Deportes, sin dormir, de empalme. Y entremedias, le había dado tiempo de llevar a su madre al neurólogo, nos cuenta. Y es que en mi barrio, hay un porcentaje de gente que es muy de neurólogo.

El día terminó en el local de ensayo de mi hermano, en donde versioneamos “Aromas”, de Virtudes, la Niña Poeta, la niña de Algeciras, de mil formas. Y la grabamos, y la pasé a emepetrés, y se lo envié a la Niña por mail, y esa Niña emocionada. Me alegro de que te gustara. Niña, nunca pierdas mi número de móvil.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

killo, tu barrio debe ser de "pata negra"

Paco Gómez dijo...

Efectivamente, lo es.