Páginas

Al otro lado

Al otro lado
"Al otro lado", de Paco Gómez Escribano. Editorial Ledoria. I.S.B.N.: 978-84-15352-66-2.
Comprar libro
en Estudio en escarlata, aquí.

Comprar libro
en El Corte Inglés, aquí.


Presentaciones:

Sábado, 27 de abril a las 12 h. en la Feria del libro de Granada, en el Centro de Exposiciones de CajaGRANADA Puerta Real. Me acompañará en la presentación el compañero de Granada Jesús Lens. Y a las 13 horas firma de ejemplares en la Caseta de Firmas.

Sábado, 20 de abril, de 11 a 13 h. y de 17 a 20 h. en la Feria del Libro de Fuente el saz de Jarama.

Sábado, 26 de enero a las 20 h. en el Museo Municipal de Alcázar de San Juan. Me acompañará en la presentación el compañero de Ciudad Real José Ramón Gómez Cabezas, autor de "Réquiem por la bailarina de una caja de música", de la Editorial Ledoria.

Martes, 23 de octubre a las 19.30 h. en la librería Estudio en Escarlata (Guzmán el Bueno 46, Madrid). Si no puedes acudir y queréis un ejemplar firmado, ponte en contacto con ellos y pídeselo (91 543 0534). Te lo enviarán por correo.

Miércoles, 24 de octubre a las 18 h. en Getafe Negro (Carpa de la Feria del Libro). A las 20 h. participaré en una mesa redonda con otros compañeros de la Editorial Ledoria titulada "En los arrabales de la Novela Negra.

domingo, 21 de febrero de 2010

La literatura de Carlos Salem

A veces, se llega hasta algunas novelas o autores de las formas más insospechadas. Por una crítica en las páginas culturales de algún periódico, por un chivatazo de algún amigo, por una reseña en un blog o, simplemente, porque ojeas un libro y te gusta la portada y la sinopsis. En mi caso llegué a Carlos Salem porque fui a una presentación del escritor Oscar Urra, a quien había visto conferenciar en Getafe Negro. Resulta que Oscar ha publicado sus dos novelas con Salto de Página y al navegar por la web de la editorial conocí a Carlos Salem, aunque yo sabía de un Carlos Salem que lleva el Bukowsky en Malasaña, aquí en Madrid. Resultaron ser la misma persona.

Estuve leyendo aquí y allá sobre él y para Reyes, una de estas tardes en que voy a fisgar a la librería Estudio en Escarlata, me encontré con sus novelas. No compré la primera, sino que me cogí las tres del tirón, aun a riesgo de que no me gustaran, pero no sé por qué, tuve un presentimiento.

Me enfrasqué en la primera de ellas “Camino de ida” (Salto de Página, 2007) y me di cuenta enseguida de que es de esas novelas en las que no puedes parar de leer. Me sorprendió su prosa, sencilla, pero llena de poesía y de surrealismo. La historia es una locura hilarante, una aventura con malos y buenos que transcurre en Marruecos, pero hay momentos en que el lector descubre que los malos no son tan malos y que los buenos tampoco lo eran tanto. Los protagonistas son Octavio, un hombre plegado durante toda una vida a los mandatos de su mujer y que de pronto, por circunstancias que no voy a desvelar, despierta y empieza a vivir; Soldati, un argentino extravagante y medio loco que quiere hacer la Revolución o hacerse rico, lo que primero le ocurra; y el mismísimo Carlos Gardel, que no murió en el trágico accidente de avión y ahora va por la vida de incógnito e inmortal.

Como son novelas no muy largas, me leí “Camino de ida” del tirón, con la grata sorpresa de haber descubierto la Literatura de Carlos. Rápidamente pasé a “Matar y guardar la ropa (Salto de Página, 2008), y si hilarante, increíble y extravagante era la primera novela, no menos lo es esta segunda, en la que Carlos se empeña en contarnos la vida de un asesino a sueldo como si fuera la vida de un tipo normal. Para más hilaridad, la mayor parte de la trama discurre en un camping nudista, en el que van apareciendo personajes que se relacionan con el pasado del sicario y otros nuevos. Juntos, con sus peripecias, van construyendo una fenomenal novela, en la línea literaria de Carlos, con mucha poesía. El desenlace tarda, porque entre medias, el autor va atando cabos, resolviendo tramas secundarias, pero cuando llega, el lector se queda satisfecho. Hay un secundario que me llamó la atención. Es un policía atormentado por la muerte de su pareja que, en su día, abandonó este policía, Arregui, y tuvo una relación con el sicario. Quiere ajustar cuentas y vigila de cerca al asesino a sueldo, pero al final, los dos empatizan de una forma muy tierna.

La tercera novela es como una traca en donde el surrealismo y la poesía ascienden un peldaño más. En “Pero sigo siendo el rey” (Salto de Página, 2009), Carlos se inventa una historia en la que da el protagonismo a Arregui, secundario en su segunda novela y ahora convertido en detective privado, y nada menos que a Juan Carlos I de Borbón. Ambos inician un viaje que tiene mucho de iniciático por pueblos imposibles, poblados por personajes impregnados de unas locuras febriles pero en los que predominan la ternura y la inocencia. En ese camino, Arregui y el rey se encuentran con un adivino retrovisor que adivina el pasado, con un músico que vaga por esos pueblos en busca de su magistral sintonía perdida, con un abuelo ermitaño que cree todavía estar en plena Guerra Civil y con un sinfín de gentes que vagan por la vida sin pena ni gloria. La narración es original, pues, narrada en primera persona por Arregui, de repente cambia y pasa a utilizar la técnica del narrador omnisciente para volver, poco antes del final, a la primera persona. La última parte de la novela transcurre en Madrid, en donde Carlos recupera a Octavio y a Soldati, protagonistas de “Camino de ida”, que aquí actúan de secundarios pero ayudando definitivamente a resolver la trama.

Carlos Salem nace en 1959 en Buenos Aires, aunque reside en España desde 1988. ha dirigido diarios como El Faro de Ceuta y El Telegrama o El Faro de Melilla, y colabora con distintos medios de comunicación. Ha publicado los poemarios “Te he pedido amablemente que te mueras” (1986), “Foto borrosa con mochila” (2005) y “Poemas al otro lado de la barra” (2007). Su primera novela, “Camino de ida”, fue galardonada con el Memorial Silverio Cañada de la Semana Negra de Gijón a la mejor primera novela policíaca. Y recientemente ha publicado un libro de cuentos titulado “Yo lloré con Terminator II”, relatos de cerveza-ficción, como él mismo ha bautizado el género que perpetra, publicado por Ediciones Escalera.

Ayer, aprovechando que Carlos presentaba su tercera novela en la librería Traficantes de sueños, me pasé por allí, que nunca está de más darse un garbeo por Embajadores y Latina. Me presenté con la trilogía y este argeñol, como él mismo se denomina, me las firmó y me las dedicó, y además, así, tuve el gusto de saludarle y decirle que su Literatura me parece estupenda.

Así que ya sabéis. Si tenéis la oportunidad, leedlas. No siempre las grandes novelas están en las grandes editoriales. Aunque, a este paso, Salto de página, con la estupenda labor que están haciendo, puede que se convierta en una de ellas. Por lo pronto ya es editorial de referencia en Novela Negra de toda esta generación de autores españoles que están pegando fuerte en el panorama literario nacional.

15 comentarios:

Mercedes dijo...

Habrá que tener en cuenta en adelante a este escritor, Carlos Salem, que parece te ha hecho disfrutar de lo lindo. Lo cierto es que desde hace un tiempo me resulta cada vez más difícil comprarme una novela; estoy cansada de traerme a casa historias llenas de vaciedades escritas en un lenguaje tan soez que se las prohibiría a mis hijos si hicieran el intento de sacarlas de las estanterias de mi salón. De manera que me apunto estas obras.
Un placer venir a recoger buenas noticias.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Una crónica muy amena, Paco, sí que dan ganas de leer esos libros. Un abrazo.

Carlos González dijo...

Hola, Paco. Pues aquí estoy con el hombro hecho papilla, ya te dije or teléfono. Estoy de acuerdo con la reseña. Yo acabo de empezar "Pero sigo siendo el rey", y joder, en la misma línea. Todo un descubrimiento este tío.
Ánimo y al lío. Esta semana seguro que te llaman de alguna editorial. Cuando me han dado el tiro he tenido una premonición, je, je.
Un abrazo, tío.

Paco Gómez Escribano dijo...

Mercedes:

Este es un escritor distinto, sobre todo si te gusta el surrealismo y disfrutas con novelas llenas de sentido del humor. Es cierto lo que dices, ayer mismo, tras leer 40 páginas de una que compré hace poco, dejé de leer, qué rollazo. No digo nombres porque seguro que el autor la ha escrito con todo el cariño, pero qué tostón.

José Miguel:

Pues si las lees ya me dirás. A mí me han encantado y deseando que saque la cuarta.

Carlos:

Me alegra que te guste Salem. Desde luego, eres la hostia. Cuídate, tío, hay que joderse, podían haberte dado matarile.
Y sí, me llamarán, esta semana, la próxima o la otra.

Un abrazo a todos.

angela dijo...

Hola Paco!Me gusta pasar por tu blog porque de no estoy leyendo mucho novela como tu escribes me entero sobre el esciitor o novela me agradese mucho :haci que tengo un placer pasar por tu blog.
Un saludo.

Guido Finzi dijo...

Te va a dar una hemorragia de novela negra...
Tenía referencias del autor pero ahora, con tus palabras, ya tengo mucho más información sobre el mismo. Y pinta bien.

Un saludo

Anónimo dijo...

Hola Paco. Hasta ahora me había podido el pudor con tu blog, como bien sabes, pero hoy he encontrado una entrada muy interesante. Hace unos meses leí una pequeña reseña sobre una novela de Salem en El País...y a por ella que me fui. ¡Fantástica! Coincidimos con este autor. Acabo de terminar uno, que imagino que ya conoces, pero por si acaso lo nombro aquí: Elmer Mendoza, cuyo "El amante de Janis Joplin" me ha encantado. Más que novela negra, está enmarcada en lo que ahora se ha dado en llamar narconovela (el marketing editorial no para de crear clichés), ambientada en la frontera entre México y EE.UU. Tú gran admirado Reverte considera a este autor mexicano como su maestro, y siguió su estilo en "La reina del sur". A mí lo que más me ha gustado es el tratamiento del lenguaje, porque te da la impresión de estar en medio de una aventura entre narcos mexicanos: todo un submundo.
Saludos desde Canarias
JJ

Anónimo dijo...

Lógicamente ese "tú" es una errata...perdón (jejeje)
JJ

Paco Gómez Escribano dijo...

Ángela:

Y yo que me alegro de que pases por aquí y de que encima le saques provecho. Un abrazo y a seguir disfrutando con la lectura.

Guido:

Es que últimamente nos están bombardeando. Pero lo cierto es que siempre he leído género negro, alternando con novela histórica y aventuras. Y de veras que pinta bien, a mí me ha sorprendido gratamente. Un abrazo.

JJ:

Pues que no te dé pudor, que lo que mola es opinar y debatir. Pues sí, estamos de acuerdo, el Salem genial. Conozco a Elmer y su obra, pero sólo por referencias, pero claro, hay tanto que leer que no me ha dado tiempo, pero no voy a tardar mucho en hacerlo. Además, Méjico y el narcotráfico están de actualidad, me interesa. La reina del sur es un novelón, tú que me conoces sabes que Reverte es mi ídolo, tanto como novelista como columnista. Estoy deseando que saque el asedio e ir a la presentación.
Para despedirme una recomendación. Estoy leyendo a Edward Bunker y estoy flipando. El hombre ya ha muerto, pero es que hasta ahora no habían traducido nada suyo. Lo ha hecho Sajalín editores. Pronto habrá una reseña or aquí.
Un abrazo desde Madrid.

Anónimo dijo...

Ja,ja,ja..otra vez volvemos a coincidir, maestro. Esto me recuerda a cierta tarde de sábado, donde desde la Peña Flamenca "Camarón" hasta el Café Teatro, cerramos bar tras bar desentrañando nuestra biografía literaria y lectora. Buenos tiempos, sí señor. Si te refieres a "No hay bestia tan feroz", ya está en mi estante de novelas negras favoritas. Quizás no es perfecta desde un punto de vista técnico, e incluso parece previsible por momentos, pero está escrita con el estómago y eso para mí tiene mucho valor, ya que muchos libros son puro artificio literario, pero si rascas un poco en la superficie no hay mucho más. Parece que están escritas para que sean directamente analizadas en las facultades de Filología-. Sin embargo, Bunker habla de cosas que parece que conoce muy bien, no de algo que ha aprendido por los libros. Aquí seguramente su peculiar biografía le ha ayudado, por lo que la obra tiene mucha fuerza. No he leído nada más de él, pero lo tengo en proyecto.
Oye, y felicidades por el premio. Una buena excusa para regresar a Algeciras, aunque seguramente en un futuro no muy lejano tendrás que pasear nuevamente por la Plaza Alta y, por supuesto, cerrar una vez más el Café Teatro, después de presentar alguna novela...si no recuerdo mal, salía el Sur en la tercera o la cuarta, no recuerdo ahora bien en cuál.
Bueno, maestro, cuídese.
JJ

Paco Gómez Escribano dijo...

JJ

Gracias por lo del premio, la verdad es que fue un gusto volver a Algeciras y recoger sus calles. Lo de las novelas está chungo, por la crisis, pero espero publicar este año.
Un crack Bunker. Interesante su punto de vista porque toda su vida fue un cabronazo, lo insólito es que sepa escribir, mejor o peor.
Y sí, yo también recuerdo aquellos buenos ratos que echamos por Ahesira.
Un abrazo.

Antonio de Castro dijo...

Ya me habían hablado muy bien de lo que escribe Carlos Salem, y de todas sus novelas, no de una u otra concretas. Por lo que nos cuentas, lo que escribe debe ser realmente original. Es uno de los escritores que tengo pendientes, cuando vaya por Madrid intentaré hacerme con alguno de sus libros. Muy bueno el artículo.
Saludos

Paco Gómez Escribano dijo...

Gracias, Antonio. La verdad que ha sido todo un descubrimiento leer las tres novelas de este autor. Es, como diría yo, distinto. Como digo en la entrada, por el surrealismo, la poesía y la ternura que destila. Si lo lees, disfruta.
Un abrazo.

Miguel Baquero dijo...

A mí también me recomendaron a este autor y yo también me llevé una buena sorpresa con sus dos primeros libros. Tienen momentos maravillosos

Paco Gómez Escribano dijo...

Pues si lees el tercero, Antonio, es como la traca de los dos primeros, ya verás como te gustará. Saludos.