Páginas

Al otro lado

Al otro lado
"Al otro lado", de Paco Gómez Escribano. Editorial Ledoria. I.S.B.N.: 978-84-15352-66-2.
Comprar libro
en Estudio en escarlata, aquí.

Comprar libro
en El Corte Inglés, aquí.


Presentaciones:

Sábado, 27 de abril a las 12 h. en la Feria del libro de Granada, en el Centro de Exposiciones de CajaGRANADA Puerta Real. Me acompañará en la presentación el compañero de Granada Jesús Lens. Y a las 13 horas firma de ejemplares en la Caseta de Firmas.

Sábado, 20 de abril, de 11 a 13 h. y de 17 a 20 h. en la Feria del Libro de Fuente el saz de Jarama.

Sábado, 26 de enero a las 20 h. en el Museo Municipal de Alcázar de San Juan. Me acompañará en la presentación el compañero de Ciudad Real José Ramón Gómez Cabezas, autor de "Réquiem por la bailarina de una caja de música", de la Editorial Ledoria.

Martes, 23 de octubre a las 19.30 h. en la librería Estudio en Escarlata (Guzmán el Bueno 46, Madrid). Si no puedes acudir y queréis un ejemplar firmado, ponte en contacto con ellos y pídeselo (91 543 0534). Te lo enviarán por correo.

Miércoles, 24 de octubre a las 18 h. en Getafe Negro (Carpa de la Feria del Libro). A las 20 h. participaré en una mesa redonda con otros compañeros de la Editorial Ledoria titulada "En los arrabales de la Novela Negra.

martes, 31 de agosto de 2010

Los ingredientes de un buen “best seller”

Vaya por delante que si yo tuviera la fórmula para hacer un buen “best seller” lo haría. Estaría forrado, viviendo en Miami como Ruiz Zafón y escribiendo en el “Qué leer”, en “Babelia” o en “El cultural”. O puede que ya haya hecho ese “best seller” y se publique pronto, quién sabe.

Lo que todo el mundo que lee sabe es que hay libros cuyas ventas se cuentan por cientos de miles y que se traducen hasta al arameo. ¿Qué tienen esos libros que no tienen otros? ¿Por qué unos autores llegan y otros no? ¿Cuál es el secreto de esas editoriales que aciertan apostando por autores que, a veces son noveles, y que no se equivocan?

Hay “best sellers” que son malísimos, que están pésimamente escritos y que, aun así, son súper ventas. Ayudan mucho una buena campaña de márketing, que estén escritos por un autor conocido y, sobre todo, la ignorancia del lector, que se deja influir por la campaña de publicidad y lo compra para envolverlo en papel de regalo y endosarlo en el primer cumpleaños o, sencillamente, se hace con él para ponerlo de adorno en la estantería de casa y exhibirlo como trofeo ante sus amistades igualmente ignorantes.

Ahora bien, no todos los “best sellers” son malos, no señor. Hay autores, unos noveles y otros ya consagrados, que saben muy bien que para que una novela venda debe de tener ciertos ingredientes. Son autores que tienen talento y oficio, dos cosas muy diferentes. Que dominan la técnica de escribir y que, por tanto, son movidos a construir una novela bajo los parámetros de buena Literatura. Que saben que en una novela tienen que pasar cosas porque si no el personal se aburre. En un libro de estas características nos encontramos habitualmente con un primer capítulo espectacular que puede empezar con un asesinato, un robo, un secuestro o la aparición de un fresco en una catedral, pongamos por caso. Después de esta primera impresión que deja huella en el lector y fustiga su interés se nos suele presentar a uno o a varios personajes principales y a algunos secundarios. No es necesario presentar de golpe a estos últimos ya que deben ir apareciendo a lo largo de la novela. Se puede ir aprovechando la caracterización de los personajes y de lugares para ir presentando diversos hilos, los de la trama principal y los de las secundarias. Estos hilos se van tensando cada vez más para crear el nudo. Da igual la técnica narrativa aunque si se elige una u otra, el escritor se debe atener a las características implícitas de cada tipo de narración. Las tramas deben ir desarrollándose de forma variada y el lector debe ir adivinando los entresijos de las mencionadas tramas a través de diálogos, de hechos narrados por personajes e incluso se puede dar información porque aparezca, por ejemplo, un diario, unas cartas o una grabación o unas fotografías. Lo que está claro es que el desarrollo debe ser entretenido y variado, con protagonistas y antagonistas coherentes. Y la resolución de todas las tramas, las principales y las secundarias, deben caminar con ritmo hacia un desenlace espectacular en donde la resolución de los conflictos sea una fiesta para el lector.

Los detractores de los “best sellers” suelen ser críticos y escritores sesudos ceñidos a clichés absurdos que, generalmente, han tenido más de un fracaso editorial. Y que en muchos casos, han escrito novelas cuyo estilo es irreprochable, ya que suelen ser filólogos o catedráticos, pero en las que no pasaba nada. Y la mayoría de ellas sólo eran reflexiones paridas como resultado de una paja mental, eso sí, muy intelectual, quizá demasiado.

Por supuesto que ayuda escribir una novela en función de las modas y a veces, la aparición de un buen detective o de un vampiro guapísimo e incluso la aparición de un manuscrito que cambiará los destinos del hombre o el asesinato de un monje en un convento, pues claro que ayudan. Las editoriales lo saben y no son pocos los “best sellers” de encargo, cuyos guiones salen de la mente privilegiada de algún editor inteligente que encarga la novela a un escritor o no en pocas ocasiones a un negro para endosárselo a un escritor ya consagrado y vender más ejemplares. Sé de algunos “best sellers” concebidos así, pero me voy a callar.

No obstante y, para terminar, un consejo: nunca desconfiéis de vuestro talento. Y si creéis que tenéis una buena novela en la cabeza, escribidla. Porque, a pesar de lo expuesto, esto no son matemáticas. Y puede que aunque no se sigan las pautas se tenga éxito, y viceversa.

26 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto que dices es terrible. Es terrible que lo digas como escritor. Es lo peor que se puede decir sobre cómo escribir una historia. Es posible que vendas, pero nunca serás recordado. Aunque eso supongo que te da igual. (Por cierto, ¿no te has dado cuenta de que no sabes poner las comas en su sitio?, ¿nadie te lo ha comentado?)
En fin...

Paco Gómez Escribano dijo...

Siento haberte alarmado, Anónimo. Por cierto, yo por lo menos doy la cara. ¿De veras crees que es tan terrible lo que digo? Siento haber herido la susceptibilidad de una persona tan sensible como tú. Pero me ratifico en todo, porque es lo que hay. En cuanto a lo de las comas, no reviso las entradas como lo hago con una novela. También supongo que sabrás que, aunque hay normas, también se ponen comas para hacer pausas y soy muy aficionado a ello. Sí que has acertado en una cosa: me da igual si me recuerdan o no, no soy ni pizca de vanidoso. Escribo para pasármelo bien. Y desde luego que si me leen mucho mejor. En fin...

Pantha dijo...

Es curioso la cantidad de enteradillos que pululan por este mundo de Dios. Los hay en todos los ámbitos y todos los ambientes. Son como una especie de plaga.
Será el precio que hay que pagar.
Buen artículo Paco, ánimo.

Viking dijo...

Paco: hace apenas unos días me preguntaba acerca del don que tienen algunas para escribir tan bien y con tanto ingenio.
Me gustó esta entrada.
Respecto del éxito de una novela creo, que es como todo. Depende de la inteligencia del consumidor. Por eso hay malos médicos famosos, malos actores famosos, malos jueces famosos, malos cosméticos famosos.... jaja!
Un abrazo amigo

Paco Gómez Escribano dijo...

Gracias, Pantha. Como dices será el precio a pagar por tener un blog o por escribir lo que uno piensa. Pero sí, estoy de acuerdo en que en esto de las letras hay mucho "enterao".

Pues sí, Viking, hay hasta malos fontaneros y malos futbolistas y dentistas que pareece que les han dado el título en la tómbola. En cuanto a lo de escribir, aparte de talento, buen oficio, contactos y otros atributos, también se trata de estar en el sitio adecuado en el lugar oportuno. Me alegro que te gustara el post.

Un abrazo a los dos.

Carlos dijo...

Ay, si yo tuviera el secreto de los bestseller, me hubiera forrado con mi editorial...
Saludos, Paco.

Paco Gómez Escribano dijo...

Carlos, bienvenido de nuevo. Y sí, si yo tuviera la fórmula escribiría mi best seller. Un abrazo.

Francisco Castillo dijo...

Yo creo que lo mejor pera gustar es escribir la novela que a uno le gustaría encontrar en los anaqueles.
Se puede vender más o menos pero así sabes que has aportado algo aunque sólo sea para ti.

Paco Gómez Escribano dijo...

Llevas toda la razón, Francisco. En realidad es lo que yo hago, escribir la novela que a mí me gustaría leer en cada momento. Partiendo de esta base el resultado tiende a ser bueno. Luego, si publicas o no, o si vendes, esos son otros temas. No obstante sí que hay ciertos ingredientes para que una novela sea interesante y tenga ventas, aunque lo que más hace quizá sea una buena campaña de márketing y una editorial que se moje de verdad y que tenga medios, claro está. Un abrazo.

Magamerlin dijo...

Paco pienso que cada uno tiene su forma de pensar y ver las cosas, hay que saber respetar la de los demás y saber dialogar sin chinchar, a propósito a quien no se le escapa alguna falta hoy en día.
Un abrazo.

Magamerlin dijo...

Aclaro estoy contigo paco.

Paco Gómez Escribano dijo...

Efectivamente, Magamerlin, y ay del día en que esto no sea así. Creo que discrepar es sano, ahora, lo de insultar ya me mola menos. Por eso suelo ser digamos más ácido cuando encuentro comentarios de este tipo. Como dices, a quién no se le cuela una falta, un error tipográfico o un error de sintaxis. Los hay hasta en novelas de autores que pertenecen a la RAE. Un abrazo.

Paco Gómez Escribano dijo...

Ah, y si alguna vez discrepas, porfa, házmelo saber.

S. Cid dijo...

Pero no te lo calles, Paco, por favor. Di cuáles son esos best-sellers escritos por negros. Caray, lanzas la caña y yo, en plan sardina incauta, voy y pico. Ahora tengo la curiosidad tan excitada que no me va a dejar dormir... ;-)

B. Miosi dijo...

Es indudable que existen escritores que tienen la extraña habilidad de escribir de manera que enganche desde el principio. También pienso que no todos los best seller necesariamente son malos, sería una tontería pensar así, algo muy bueno deben tener para que la gente los compre y sobre todo, los lea, ¿eh?

Interesante artículo.

Un abrazo,
Blanca

Miguel Baquero dijo...

Yo creo que hay una diferencia entre un libro muy vendido y un best seller. Un libro muy vendido puede ser buenísimo, claro que sí, estoy pensando en Cien años de soledad, por ejemplo. O en La hoguera de las vanidades. Libros que, como dice Francisco Castillo, son auténticos porque nacen de lo que uno quiere escribir. Pero un best seller es otra cosa, pienso yo: un best seller es donde se mezclan elementos que, aun a sabiendas de que no son buenos literariamente, o que al autor no son los que le gustaría emplear, se usan porque pueden gustar al mayor número de personas. Creo que los best seller salen de libros muy vendidos, luego se clona la formula, más o menos. Si vende mucho un libro de vampiros, pues luego hay aluvión de vampiros; si triunfa uno sobre el nazismo, pues luego hay la purrela de nazis, o de cátaros, o de templarios, o de detectives privados.

Luego estoy de acuerdo con lo que suelen empezar por un capítulo espectacular, pero el final la mayoría de las veces suele ser rocambolesco. Desenlace espectacular no creo recordar ninguno. El Codigo da Vinci, por ejemplo, el best seller por excelencia, tiene un final ridiculo y vergonzante, por no hablar de otros libros de Dan Brown. Lei en algún sitio que si metes en una novela a Jesucristo, a Hitler o a alguna secta, aunque sea un disparate, vas camino del best seller.

Los personajes suelen ser planos y tienen que cumplir un papel, de protagonista o antagonista, muy definido para no meter en jaleos al lector. Las reflexiones políticas o filosóficas tienen que ser poco menos que tópicos, para que nadie se sienta ofendido.

Pero repito que estos son los best seller. Los libros buenos y muy vendidos son otra cosa.

campoazul dijo...

Veo que sigues en tu línea, eso está bien, cada uno ha de ser fiel a sus ideas, están muy bien los consejos que das para escribir una novela, te sabes la teórica de maravilla y es de suponer que la habrás pasado a la práctica..., y seguro que disfrutaremos con tu novela un montón.

Besitos.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Muy buena respuesta al anónimo, Paco. Yo los rechazo de mi blog, pues si yo doy la cara, espero que los demás lo hagan. Lo que tú has hecho es describir el oficio del escritor. Recuerdo los comentarios de Borges sobre la necesaria coherencia que debe tener la ficción. Un abrazo, y ánimos para el nuevo curso.

Paco Gómez Escribano dijo...

Hola, S.Cid. La verdad, sé cosas, pero no puedo probarlo, entonces mejor me callo. Espero que pudieses dormir.

Gracias, Blanca, completamente de acuerdo con lo que dices.

Bueno, Miguel, entiendo lo que quieres decir. Pero es que "best seller" es eso, un libro muy vendido, da igual que sea malo o bueno.

Gracias, Campoazul. En cualquier caso yo siempre escribo la novela que a mí me gustaría leer en ese momento. Y mis novelas, ya veremos, algo han de tener porque dos editoriales se han fijado en ellas. Tengo ilusión, pero tengo los pies en el suelo y soy realista.

Pues yo de momento permito que todo el mundo opine, porque hay gente que no tiene hecho ningún perfil y sin embargo emite valiosas opiniones. Pero es cierto que alguna vez he pensado en moderar los comentarios porque siempre entra algún impertinente que llega incluso al insulto, y eso no lo admito. Y sí, he intentado describir un poco este oficio, aunque puedo estar equivocado como el que más.
P.D.: No tengo ni pizca de ganas de empezar a currar, pero hay que hacerlo. Ánimos también para ti en esa nueva etapa en tu nuevo centro.

Un abrazo a todos.

GUIDO FINZI dijo...

Me gustó especialmente el comentario de Miguel Baquero, así que no sé qué añadir, porque me siento incapaz de mejorarlo. Por lo demás, tras leer tu texto, lo primero que me vino a la cabeza, fueron ciertos best-sellers que me gustaron y otros que, sólo con ver la tapa (con el nombre del autor impreso), me provocan alergia.
Quizás, el gran problema que subyace detrás de todo esto, sea la falta de criterio, generalizado, que existe entre los lectores.
Un saludo

Antonio de Castro dijo...

Acabo de escribir un largo mensaje sobre mi teoria de lo que es un best-seller de calidad, pero al intentar publicarlo lo borre sin querer. Como la cosa no era nada del otro mundo, simplemente decir que considero que un libro como "Chacal", que ha vendido miles de ejemplares y al mismo tiempo tiene calidad, utiliza unos determinados recursos que en manos de otros autores han dado lugar a novelas mediocres.

Paco Gómez Escribano dijo...

Hola, Guido. Miguel ha estado especialmente acertado, como siempre. Y sí, creo que el criterio de los lectores es el que determina que un libro se venda o no. Y según anda el patio últimamente, no es extraño que se venda tanto lo que se vende.

Sí,Antonio, llevas razón. Hasta para copiar a Heningway hay que tener talento. Por eso los recursos que sabemos un poco todos los que escribimos son parte del oficio de escritor. Pero luego hay que tener imaginación, talento y muchas cosas más.

Un abrazo a los dos.

Mercedes dijo...

Un tema peliagudo el que hoy nos expones; aunque tú lo has resumido magníficamente. Es cierto, para que una novela llegue a "best seller" lo más importante es que la historia esté bien hilada, que pasen cosas sorprendentes y que el ritmo no decaiga, además, por supuesto, de un gran apoyo publicitario. La pena es que el hecho de que esté bien escrita sea una condición secundaria.
De cualquier manera no creo que el escritor de oficio, aquel que verdaderamente disfruta conbinando letras, tenga en mente escribir un superventas mientras disfruta con este bello arte. Es más, se me ocurren cientos de títulos que no fueron bet sellers en su momento y llevan décadas vendiéndose por ser "piezas" únicas e irrepetibles, y, llevas razón, no se caracterizan por su complejidad o lo churrigueresco de la elaboración, sino más bien por la sencillez del resultado a pesar de la complejidad que pueda entrañar de base.
Me alegra tu próxima publicación, me lo ha comentado Carlos. Espero tenerla pronto en mis manos.
Un abrazo.

Paco Gómez Escribano dijo...

Hola, Mercedes, bienvenida y bien hallada. Totalmente de acuerdo con lo que dices. Las expectativas de Carlos con mis novelas me da más vértigo que lo de la publicación en sí, jaja. Se nota que es un buen amigo. Un beso.

Escritora aficionada dijo...

Pues yo creo que tienes toda la razón. Vamos, más de acuerdo imposible.
Me encuentro además en el extraño caso de ser estudiante de filología, y últimamente tengo una pregunta en la mente que es cómo reconocer un buen libro. Algunas personas me lo preguntan, como si por estudiar lo que estoy estudiando lo tuviera que saber.
¿Qué se supone que debo de leer en mi tiempo libre, el "Cancionero de Baena", o "Canción de Hielo y Fuego"? Porque leo lo segundo. Leo lo mismo que otras personas e incluso cosas de cuestionable calidad, según dicen (sí, caí en las garras de "Crepúsculo" antes incluso de que la gente supiera de qué iba la saga)
Así que he llegado a la conclusión de que independientemente de lo que para los entendidos sea "un buen libro", lo que tiene que tener un buen best-seller, es justo lo que has dicho tú. Tiene que enganchar a quien lo lee. Arrastrarle de su vida a otra, tirando poco a poco de los hilos.

Paco Gómez Escribano dijo...

Me alegra que estés de acuerdo, Escritora aficionada. Abrazo.