Páginas

Al otro lado

Al otro lado
"Al otro lado", de Paco Gómez Escribano. Editorial Ledoria. I.S.B.N.: 978-84-15352-66-2.
Comprar libro
en Estudio en escarlata, aquí.

Comprar libro
en El Corte Inglés, aquí.


Presentaciones:

Sábado, 27 de abril a las 12 h. en la Feria del libro de Granada, en el Centro de Exposiciones de CajaGRANADA Puerta Real. Me acompañará en la presentación el compañero de Granada Jesús Lens. Y a las 13 horas firma de ejemplares en la Caseta de Firmas.

Sábado, 20 de abril, de 11 a 13 h. y de 17 a 20 h. en la Feria del Libro de Fuente el saz de Jarama.

Sábado, 26 de enero a las 20 h. en el Museo Municipal de Alcázar de San Juan. Me acompañará en la presentación el compañero de Ciudad Real José Ramón Gómez Cabezas, autor de "Réquiem por la bailarina de una caja de música", de la Editorial Ledoria.

Martes, 23 de octubre a las 19.30 h. en la librería Estudio en Escarlata (Guzmán el Bueno 46, Madrid). Si no puedes acudir y queréis un ejemplar firmado, ponte en contacto con ellos y pídeselo (91 543 0534). Te lo enviarán por correo.

Miércoles, 24 de octubre a las 18 h. en Getafe Negro (Carpa de la Feria del Libro). A las 20 h. participaré en una mesa redonda con otros compañeros de la Editorial Ledoria titulada "En los arrabales de la Novela Negra.

lunes, 26 de octubre de 2009

No todo vale

A veces me pregunto si no asistimos al declive de la civilización. ¿Por qué no? Antes cayeron Persia, Mesopotamia, Egipto, Roma... y tantos otros. Lo digo por la gilipollez nacional de la telebasura, por el desastre en Educación y por la homogenización de las costumbres absurdas instauradas. ¿Para qué sirve un Gobierno si no regula un poco? Que el mundo se rige por el dinero y que si adoleces de él te conviertes en un bulto sospechoso queda fuera de toda duda. Pero no todo debería valer para forrarse y para hacer funcionar la Economía de Mercado. Y sobre todo, es llamativo lo de la televisión. He terminado por no ver las generalistas ante la falta de programas interesantes. Ya ni siquiera los telediarios que son incapaces de salirse del guión que alguien desde la sombra debe marcar, porque si no, no se entiende que en todos den las mismas noticias obviando otras.

En cada salón de cada familia hay un televisor. Y la televisión influye decisivamente en las líneas de pensamiento de cada uno. El invento es genial pero el uso que de él se hace es deplorable. Nos meten programas que no interesan en absoluto pero que, al parecer, acaban interesando mucho porque tienen las mayores audiencias. Antes había periodistas del corazón. Pero es que ahora, cada programa, mete su sección del corazón, llenando la pantalla con personajes absurdos y vacíos que no tienen nada que decir y que sin embargo no paran de hablar y de chillar. Y lo que es peor, crean ídolos de barro que acaban siendo referentes para niños y jóvenes que aspiran a ser belenes estéban o lekios. ¿Dónde han quedado programas como “La clave”? Sencillamente, han desaparecido.

La telebasura es nociva y, como tal, debería estar regulada. No aporta nada, ni intelectual ni humanamente. Convierte a gente sin oficio conocido, incultos, mezquinos y caraduras en referentes nacionales de ciudadanos que, estoy seguro, ven esos programas porque no hay otra cosa en la televisión. Desde luego, en ciertas franjas horarias copan las programaciones. Y no me vale el argumento de que a la gente le gusta eso y no otra cosa. Nunca como ahora se han publicado más libros, ni ha habido tanta oferta de cine y de teatro, ni ha habido tantas webs con contenidos interesantes, será por algo.

Luego nos quejaremos de que escasean los médicos y los arquitectos y de que estamos a la cola en Educación. Arreglen las cosas, señores políticos. Trabajen, que para eso cobran. Regulen las programaciones y reformen de una puñetera vez la Educación. Porque..., no todo vale.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡HOLA PACO!
¡QUE ANTIGUO ERES! (POR LA CLAVE)
CUANDO LA PONIAN, SÍ QUE NO TENIAS MÁS REMEDIO QUE VERLA, PORQUE NO HABIA NADA MAS QUE TVE. AUNQUE ANTENA 3 LA PUSO EN EL AÑO 90, PERO NO TENDRIA TANTA AUDIENCIA COMO GRAN HERMANO, Y DURÓ POCO. AHORA QUE HAY TANTOS CANALES,CADA UNO ELIGE LO QUE QUIERE VER, Y LO QUE A ALGUNOS LES PARECE TELEBASURA, A OTRAS PERSONAS LES SIRVE DE DISTRACCION Y ENTRETENIMIENTO.
EN LA VARIEDAD ESTÁ EL GUSTO,SI NÓ ¿QUIÉN SERIA AFICIONADO AHORA DEL ATLETICO? ¿QUIEN LEERIA A UN ESCRITOR MEDIOCRE? Y ¿COMO IBAS TÚ A ESCRIBIR, ESTE ARTICULO?

PACO QUE EN LA VIÑA DEL SEÑOR
TIENE QUE HABER DE TÓ

UN SALUDOOOOOOO

Paco Gómez dijo...

Quizá es lo que me pasa, que soy un antiguo. Pero pienso realmente que la televisión pública de entonces era mucho mejor que la de ahora. Tampoco entiendo a la gente que le gusta la telebasura, habiendo otras alternativas. Y sí, el blog me permite escribir libremente. Pero yo no meto mi blog en los salones de las casas en horas de prime time, es la diferencia. A mí quien quiere me lee. El que tiene tele pública, en ciertas franjas horarias no puede elegir. Y sí, tampoco entiendo eso de leer a escritores mediocres. Ni lo de ser del Atleti. Un saludo.