Páginas

Al otro lado

Al otro lado
"Al otro lado", de Paco Gómez Escribano. Editorial Ledoria. I.S.B.N.: 978-84-15352-66-2.
Comprar libro
en Estudio en escarlata, aquí.

Comprar libro
en El Corte Inglés, aquí.


Presentaciones:

Sábado, 27 de abril a las 12 h. en la Feria del libro de Granada, en el Centro de Exposiciones de CajaGRANADA Puerta Real. Me acompañará en la presentación el compañero de Granada Jesús Lens. Y a las 13 horas firma de ejemplares en la Caseta de Firmas.

Sábado, 20 de abril, de 11 a 13 h. y de 17 a 20 h. en la Feria del Libro de Fuente el saz de Jarama.

Sábado, 26 de enero a las 20 h. en el Museo Municipal de Alcázar de San Juan. Me acompañará en la presentación el compañero de Ciudad Real José Ramón Gómez Cabezas, autor de "Réquiem por la bailarina de una caja de música", de la Editorial Ledoria.

Martes, 23 de octubre a las 19.30 h. en la librería Estudio en Escarlata (Guzmán el Bueno 46, Madrid). Si no puedes acudir y queréis un ejemplar firmado, ponte en contacto con ellos y pídeselo (91 543 0534). Te lo enviarán por correo.

Miércoles, 24 de octubre a las 18 h. en Getafe Negro (Carpa de la Feria del Libro). A las 20 h. participaré en una mesa redonda con otros compañeros de la Editorial Ledoria titulada "En los arrabales de la Novela Negra.

sábado, 9 de enero de 2010

Pena y pesimismo

Hay una imagen que se repite año tras año y que se emite en todos los telediarios como si fuera la panacea de la virtud de la especie humana. Ocurre cada 7 de enero. Los cámaras filman desde dentro de los grandes almacenes antes de abrir y a través del cristal de la puerta se pueden ver caras apelotonadas con rictus avariento de todas las edades. Llegada la hora, se abren las puertas y como si de una olla a presión se tratara la avalancha que se produce se asemeja bastante al trote de una manada de búfalos atravesando las praderas del lejano oeste. Cualquier día va a pasar una desgracia.

Más tarde, los cámaras filman e incluso entrevistan a unos y a otros. Las sonrisas que lucen de oreja a oreja son las propias de haber comprado una o varias gangas y parece que regresan a casa más con el regusto propio de haber tenido un orgasmo que de haber comprado unos calcetines y un jersey.

Viendo estas imágenes de las rebajas de enero, viendo los programas basura con que nos bombardean en las televisiones, escuchando las conversaciones que habitualmente tienen las personas en las cafeterías y bares, me pregunto hasta qué punto es correcto afirmar que el hombre es inteligente, como nos decían en el colegio.

El tipo de sociedad hacia la que hemos ido avanzando desde que tengo uso de razón me parece una porquería, llena de valores superfluos y llena de individuos alienados y zombificados. Estamos gobernados por políticos cada vez menos preparados, responsables de las sucesivas reformas educativas que hacen que, al salir los alumnos mucho menos educados e instruidos, la sociedad avance en el sentido que comentaba anteriormente. Cada vez se lee menos, se estudia menos, se debate menos, se piensa menos y hay menos cultura.

Me llama la atención también, para terminar, que cuando ocurre algo y sale en la tele y entrevistan a los testigos, escuchar los testimonios de los entrevistados. Sobre todo ver a esos veinteañeros contestar a las preguntas de los periodistas y ver lo brutos que son hablando. Hombre, que se expresen así las personas mayores que no han tenido la oportunidad de estudiar, pase, pero que lo haga la gente joven me produce pena y pesimismo.

14 comentarios:

Carlos González dijo...

Suscribo por completo la entrada, Paco. Los hechos que narras, además de otros que omites, han hecho de mí un bicho raro que milita en las huestes de la más radical misantropía, tú lo sabes. Me parece patético el que alguien haga cola en un gran almacén, patético el que uno ponga la tele a media tarde y salga gentuza como la Paz Padilla o la Belén Esteban dando voces y patético el que los niñatos de hoy en día sean tan brutos. Todo esto me hace ser, además de misántropo, pesimista convencido y sabedor de que la especie humana se aproxima hacia un futuro nada halagüeño.
Un abrazo, colega.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Cada vez se piensa menos, y por lo tanto, la gente es cada vez más sectaria. Esta sociedad acomodaticia y de un bienestar de pies de barro, hace que la gente piense que tiene derecho a que le den de todo, y que todo esto es gratis, y se les es debido. Sólo hay que ver la actitud de muchos alumnos, y también padres (con su pan se lo comerán). Sociedad de zánganos aspirantes a vivir de subsidios y de ignorantes: exactamente lo que le gusta a nuestros políticos populistas. La gente de nuestra generación les sobra. Un abrazo desde Cádiz.

Mercedes dijo...

Estoy de acuerdo contigo, los jovenes "hablan" como si no hubiesen abierto un libro en su vida, ¿será que no lo han hecho? Pero para mí, lo peor de todo, no es cómo hablan, es cómo viven, ajenos a la realidad que les espera, inconscientes de que, tarde o temprano, tendrán que enfrentarse al mundo y ganarse el pan con el sudor de su frente. Y ¿cómo se lo van a ganar si no tienen nada que ofrecer? Estos chicos no se dan cuenta de que papá y mamá no pueden más con la hipoteca y los caprichos que les exigen; no se dan cuenta de que alguna vez tendrán que tomar el relevo. ¿Qué estamos haciendo mal?
Sobre las rebajas, tengo claro que es la manera que tiene el gobierno de sacarnos los cuartos que nos quedan después de las navidades para que el sistema no termine hundiéndose; enero es un mes muy peligroso. Menudo timo.
Un saludo. Hasta pronto.

Guido Finzi dijo...

Yo cada día estoy más convencido de que se puede vivir con el cerebro sin apenas estrenar. No tienes más que encender el televisor, subirte al Metro o entrar en un bar y escuchar las conversaciones para comprobarlo en primera persona.
Como escuché a una niñata decir a su amiga el otro día: "Me quedo crazy".

Un saludo.

Paco Gómez Escribano dijo...

Carlos:
Hombre, como siempre te digo, no se trata de eso. También hay científicos, escritores, filósofos, etc., que pertenecen al género humano y, a pesar de todo, creo que vamos avanzando, aunque vivamos claros tiempos de retroceso en muchos ámbitos. Ánimo, Carlitos, que no todo es tan malo.

P.D.: Ya eras raro de pequeño, jaja

José Miguel:
Totalmente de acuerdo. Esperemos que la cosa sea cíclica y se vuelvan a recuperar los valores, porque si no, estamos perdidos. Aunque por lo que tú y yo vemos a diario en las aulas es lógico que alberguemos pocas esperanzas.

Mercedes:
Es cierto que los niños no leen ni están preparados. Lo curioso es que estos niños son los hijos de mi generación. Lo mismo a nosotros nos educaron para ser libres y no hemos sabido ser padres. Yo no tengo críos, pero me da, por lo que veo en mis amigos, que han malcriado a los niños educándoles para ser príncipes, puesto que les han dado de todo. El tortazo que se van a pegar cuando salgan al mundo real va a ser sonado.

Guido:
Yo voy más allá: creo que la mayoría de la gente colgó el cerebro en el perchero, junto al paraguas, y no se lo han vuelto a colocar. En cuanto a lo que dices de las conversaciones, me apunto. Yo a veces me siento más solo rodeado de gente que cuando estoy a mi bola, y esa soledad sí que es chunga.

UN ABRAZO A TODOS. (Creo que ya se puede dejar de decir feliz año y esas cosas tan horteras que nos decimos)

Anónimo dijo...

¡QUE GUAY! UNOS POCOS DE CHALAOS EGOCENTRICOS, QUE SE CREEN EL OMBLIGO DEL MUNDO, Y NO PARAN DE ECHARSE FLORES. SEÑORES ¿PERO UDS.
SE CREEN LOS MÁS INTELIGENTES?
A CARLOS...¿QUIEN ERES TU? PARA LLAMAR A NADIE GENTUZA? AL FALTAR EL RESPETO, YA TE ESTAS RETRATANDO.
A JOSE MIGUEL Y PACO, CREO QUE SOIS LOS DOS PROFESORES ¿HABEIS HECHO UNA REFLEXION DE COMO HACEIS VUESTRO TRABAJO?,PUES YO HE TENIDO PROFESORES,QUE ESTABAN TODO EL DIA TOCANDOSE LOS C..., E IBAN A SU P...BOLA, PASABAN DE LOS ALUMNOS Y
HASTA TENIAN LA IRRESPONSABILIDAD, DE DARNOS LOS EXAMENES.
MERCEDES HABLA DESDE EL RESPETO
TIENE QUE SER MADRE, PORQUE EN SU CRITICA, HAY COMO UNA QUEJA HACIA ESOS PROFESORES

UN SALUDO...................

Paco Gómez Escribano dijo...

Anónimo, tío o tía, tranquilízate. Aquí cada uno da su opinión y nadie se cree nada, ni ombligo ni nariz. Y sí, yo soy profe, y dentro del gremio hay golfos, como en el gremio de los fontaneros o cualquier otro. Pero yo llevo 18 años en esto dejándome la piel. Conozco a Carlos, es colega mío, y estoy seguro que lo de gentuza es una forma de hablar, hombre. A mí tampoco me caen nada bien las dos mujeres que nombra, pero nada bien, representan la vulgaridad y el "llegar sin esfuerzo".
Anda, relájate.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

¿De qué jovenes hablan ustedes?

Tengo ventiocho años, dos carreras y un máster. Hablo dos idiomasy chapurreo otros dos. Hago crítica literaria en dos o tres revistas que, estoy seguro, todos los que han comentado esta entrada, desconocen. He publicado en una editorial nacional que, estoy seguro, puebla sus estanterías, sin duda repletas de clásicos.

Y estoy rodeado de gente de mi edad formada en muy distintas ramas técnicas y humanísticas, buenos profesionales, voluntariosos emprendedores, que se expresan con fluidez y precisión. Y que no ponen la fecha de nacimiento en su perfil con punto.
Todos ellos se enfrentan a condiciones de empleo y subsistencia penosas, generadas por SU generación de políticos y empresarios (al menos del bloguero aquí firmante).

¿De qué cojones habláis?
Paletos.

Felisa Moreno dijo...

Ahora contratan a las "Rebajistas" para hacer los anuncios del corte inglés.

Creo que esa gente lo que quiere es salir en la tele.

Saludos

Paco Gómez Escribano dijo...

Anónimo:
Se nota que tienes 28 años. Mira, no tienes ni pizca de comprensión lectora porque hablo de la abundancia de jóvenes que salen por televisión que no han acabado ni la ESO y que están embrutecidos y orgullosos, no hablo de los jóvenes que tienen dos carreras y un másters y varios idiomas como es tu caso, y sin embargo tú te has dado por aludido y has entrado al trapo como un toro bravo.
Por otra parte, no me interesa todos los estudios que tengas, dice muy poco sobre ti el que lo expreses aquí, en público, cuando nadie te lo ha pedido.
Mira, te guste o no, mi generación está mucho mejor preparada que la tuya. Hicimos EGB, BUP-COU o FP, y una carrera universitaria cuando se exigía lo que ahora no te exigen. Tú, sin embargo, has hecho ESO, en donde los niveles que alcanzáis no se parecen ni de lejos a los que adquiríamos en EGB, a pesar de que vosotros estáis dos años más en los instis. Por otro lado, los dos años de bachillerato de ahora, ni de lejos, pero ni de lejos, se pueden comparar al BUP-COU de antes.
Además no tienes educación, porque nos has llamado paletos por la cara, tío, y aquí lo que hacemos es hablar y debatir y no insultamos a nadie a no ser que nos toquen mucho los huevos.
Un saludo.

Felisa:
Pues a ver si vas a llevar razón. Porque te juro que yo no entiendo a esas gentes con rictus avaros entrando en tropel al Corte Inglés como si fueran a encontrar Eldorado. Lo de que muchos quieren sólo salir en la tele es obvio.
Un beso.

Anónimo dijo...

Vaya, me alegro de no tener comprensión lectora. Mis alumnos (de teoría de la literatura) tendrán algo a lo que agarrarse si los suspendo.

Por otra parte, hice la EGB, BUP y COU, como tú, ya que fui de la última hornada del plan antiguo. Pero aunque no fuera así, tampoco eso te daría la razón: Ayer y hoy existen por todas partes necios y gentes brillantes, con independencia de su plan de estudios. Se diferencian unos de otros en que, con mejores o peores medios, aprovechan lo que les dan y saben crecer intelectualmente. Huelga decir en qué grupo te encuadro.

Lo que yo critico, amado mío, por si tu brillante comprensión lectora de plan antiguo se hubiera obturado, es que hables (habléis) de la juventud desde una generalización muy barata. Aunque repasando tus fuentes ("jóvenes que salen por televisión " [sic]), me extraña poco. ¿A tu edad no sabes que no hay que creerse lo que dice la tele? ¿No te enseñaron eso en el "insti"?

Y, lo que es peor si cabe, al generalizar lo haces desde esa posición tan carcamal y reaccionaria del "en mis tiempos todo era mejor" y "ya no hay música como la de antes". Una posición que de haber triunfado nos habría anclado en el medioevo y que, afortunadamente, no parece dominante dado que existe el progreso. Esa posición tiene un nombre, se llama "llevar mal el hacerse viejo" o, si lo prefieres, incapacidad para asumir los cambios lógicos de la evolución social. Y supongo que a mí me tocará volverme así cuando deje de notárseme que soy un jovenzuelo. Ya sé que te da miedo y que cada vez comprendes menos el mundo, pero no te preocupes que no tendrás que verlo eternamente.

Si entro al trapo es por solidaridad generacional. ¿Por qué no le echas huevos y hablas un poco de lo que le pasa a tu generación de divorciados infelices, consumistas empedernidos? ¿O a tu generación de machistas hipócritas? Habla de esa extraordinaria generación de políticos que con tanta cordura y sentido de estado se expresan. Esa extraordinaria generación de peluqueras y funcionarios que hicieron (con suma excelencia y éxito, según vosotros mismos os decís para convenceros) la transición.

Que lo que haces es muy fácil.

Pero son los jóvenes los que dan mucha pena.

Y perdona si te ofende que te llame paleto. Mi abuelo era un paleto y se dejó el lomo por esas tierras olivareras para que sus hijos fueran un poco menos paletos que él y para que sus nietos hayamos podido estudiar. Quizá debería ser yo el ofendido.

Un gran blog éste. Qué país.

Paco Gómez Escribano dijo...

Sigues sin enterarte, anónimo, ¿eh?

1. Cuando la transición yo tenía 9 años, no soy tan viejo.
2. Efectivamente, la inteligencia no es patrimonio de una generación. Pero nunca hubo tanto fracaso escolar como ahora, eso es un hecho, no una apreciación de un carcamal.
3. No me creo todo lo que sale en la tele, de hecho apenas la veo. No te diste cuenta de que lo de los jóvenes que hablan por la tele embrutecidos sólo era un ejemplo.
4. Tú tampoco tendrás que ver el mundo eternamente.
5. Cierto, ya no hay música como la de antes.
6. Créeme, no soy reaccionario, ni de derechas ni de izquierdas, aunque al decir lo que se piensa los demás tienden a tacharte de esto o de aquello.
7. No entiendo lo de peluqueros y divorciados, o lo de consumistas. Unos y otros los hay en mi generación y en la tuya.
8. Lo de paleto era peyorativo, no intentes justificarte ahora. Mis antepasados también son de pueblo, no hay problema, pero tú lo utilizabas como insulto.
9. Como también lo es "Un gran blog éste. Qué país."
10. No obstante, pareces inteligente, sólo que te veo resentido o resentida, no sé quién eres, disculpa, como no das la cara...

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Ya que le estoy dando vidilla al blog, te respondo. Si te aburro, dilo y me callo:

1. Lo de la transición era un ejemplo, como lo de la tele en tu caso.
2. Nunca hubo tanto fracaso escolar como ahora. ¿No será porque tampoco hubo tanta escolarización? Ah, no, es que ahora hay más niños tontos, más padres irresponsables... (los padres de tu generación, por cierto)
3. De nuevo insistes en mis problemas de comprensión, pero obvias tus problemas de expresión.
4. Ay, esto te ha hecho pupita. Vaya.
5. Lo que yo decía, típica frase que seguro tú escuchaste a tus padres y que mis hijos, si los llego a tener (en caso de que algún ser humano estuviera tan loco como para copular con alguien tan joven y resentido) tendrán que escuchar. El fruto de la incomprensión del presente.
6. Y yo soy anarconazi pacifista, del PP y del PSOE. Lo que esconde tu frase es temor a mojarte, no un espíritu ilustrado. Si no te quieres mojar ¿para qué abres un blog?
7. No me pidas que me rebaje a explicar las metonimias.
8. No confundas lo peyorativo con lo descriptivo. Aunque la descripción te ofenda.
9. No confundas lo peyorativo con lo irónico. Melindreces las justas.
10. No sabes quién soy y así vas a seguir. Tampoco creo que haber puesto Remigio Pi en lugar de anónimo te hubiera ofrecido muchos datos o le diera más valor a mis razones. Si no te gusta puedes prohibir los comentarios anónimos. Para mí dar la cara no es poner nombre y foto, sino ponerle los puntos sobre las íes a sabihondillos de tu calado. En cuanto a lo del resentimiento, quizá deberías preguntarte por qué has generado esa emoción con tu texto. Yo ya he tratado de explicártelo: me molestan las generalizaciones baratas para echar balones fuera y para culpar a las víctimas, las cuales, según lo veo, son los jóvenes. Ellos (nosotros, si quieres) se han encontrado esta sociedad que tanto criticas y ahora les tocará cambiarla a pesar de que den pena y que a los ilustres de la tuya os parezca una panorama pesimista.

En todo caso, no te preocupes, en cuanto se cierre este hilo me iré de tu blog para no volver, así podrás seguir lamiéndote las heridas con tus cuatro acólitos y volver a tener siempre razón.

Estoy deseando leer tu novela pseudo-masónica que será sin duda tan excelente como las de Dan Brown y aún más original.

Paco Gómez Escribano dijo...

No es que me aburras, anónimo, es que tú y yo no vamos a ponernos de acuerdo nunca. Así que yo ya me callo.
De verdad, un abrazo.