Páginas

Al otro lado

Al otro lado
"Al otro lado", de Paco Gómez Escribano. Editorial Ledoria. I.S.B.N.: 978-84-15352-66-2.
Comprar libro
en Estudio en escarlata, aquí.

Comprar libro
en El Corte Inglés, aquí.


Presentaciones:

Sábado, 27 de abril a las 12 h. en la Feria del libro de Granada, en el Centro de Exposiciones de CajaGRANADA Puerta Real. Me acompañará en la presentación el compañero de Granada Jesús Lens. Y a las 13 horas firma de ejemplares en la Caseta de Firmas.

Sábado, 20 de abril, de 11 a 13 h. y de 17 a 20 h. en la Feria del Libro de Fuente el saz de Jarama.

Sábado, 26 de enero a las 20 h. en el Museo Municipal de Alcázar de San Juan. Me acompañará en la presentación el compañero de Ciudad Real José Ramón Gómez Cabezas, autor de "Réquiem por la bailarina de una caja de música", de la Editorial Ledoria.

Martes, 23 de octubre a las 19.30 h. en la librería Estudio en Escarlata (Guzmán el Bueno 46, Madrid). Si no puedes acudir y queréis un ejemplar firmado, ponte en contacto con ellos y pídeselo (91 543 0534). Te lo enviarán por correo.

Miércoles, 24 de octubre a las 18 h. en Getafe Negro (Carpa de la Feria del Libro). A las 20 h. participaré en una mesa redonda con otros compañeros de la Editorial Ledoria titulada "En los arrabales de la Novela Negra.

domingo, 5 de julio de 2009

El placer de leer

El otro día me dejé una novela olvidada en un bar. Por la noche, al acostarme, la eché en falta y me volví loco buscándola por el apartamento hasta que me di cuenta del olvido y me acosté con la esperanza de recuperarla aunque, a decir verdad, no albergaba muchas expectativas porque el bar estaba lleno. Encima, era la última de Larsson y me dije que con el tirón mediático correspondiente..., en fin, que casi asumí que tendría que ir a comprarme otro ejemplar. Al día siguiente me pasé por el establecimiento a tomar un vermucito y a preguntar. El libro estaba, cosa que agradecí a los camareros, aparte de comentarles la poca ilusión que tenía de encontrar el libro la noche anterior. Para mi sorpresa se echaron a reír y me dijeron que quién se iba a llevar un libro, además tan gordo. Daban por supuesto que los intereses de los clientes habituales eran otros bien distintos y que los de ellos...: “como leemos tanto...” decía una camarera en plan socarrón. En fin, que me tomé el vermú y me fui de allí con “La reina en el palacio de las corrientes de aire” bajo el brazo, contento de haberlo recuperado y un pelín triste por lo que acababa de escuchar.

Desde luego, la gente que no lee no sabe lo que se pierde. Empezar a leer una novela nueva es un acto casi mágico, de los pocos que quedan en estos mundos de Dios. Yo siempre empiezo contemplando la portada, leyendo el título y el nombre del autor, contemplando su fotografía (si es de los que la lleva) y volviendo a repasar su biografía y la sinopsis de la trama. Una vez cumplido el ritual, abro el libro y me voy hasta la primera página: “Capítulo 1”, leo, y pienso en las horas tan felices que me esperan.

Abrir una novela es abrir una puerta, es empezar un viaje, es reunirse con uno mismo, es abrazar la soledad y el aislamiento esperado después de días de trabajo y preocupaciones, y estar dispuesto a disfrutar de paisajes, de personajes, de situaciones y de buenas formas a la hora de escribir, y de aprender.

Para mí el año empieza en septiembre, cuando empiezo con mi trabajo habitual. Paralelamente, suelo empezar a escribir una novela que termino en junio aproximadamente, depende. Y a partir de ahí y, durante el periodo de verano me dedico a devorar novelas. Ahora me encuentro en ese periodo que cito. Tras terminar de escribir mi novela, me esperan julio y agosto para leer todo lo que me dé la gana. Y me lo voy a pasar en grande, porque leer es eso, pasarlo en grande.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¡BUENAS!
LEYENDO TU RELATO, NO PUEDO ESTAR DE ACUERDO CON TU DESILUSIÓN, AL ENCONTRAR TU NOVELA,PORQUE, NO ES MAS FELIZ, EL QUE MAS LEE,
ENCUENTRO QUE ES UNA MANERA,DE LLENAR HUECOS DE TU MENTE,PARA EVADIRTE DE OTRAS CARENCIAS, CON HISTORIAS QUE OTROS CUENTAN.
SE PUEDE SER FELIZ, SIN TENER QUE RECURRIR A TANTA LECTURA.
LA FAMILIA,EL TRABAJO,UNA COMIDA DISTENDIDA,UN RATO CON LOS AMIGOS,
UN PASEO Y ¿PORQUÉ NÓ? HASTA QUEDARTE ABSORTO, CON TUS PENSAMIENTOS,DEJANDO VOLAR LA MENTE,SOBRE MOMENTOS BUENOS Ó BONITOS QUE HAS VIVIDO,PORQUE LOS MALOS, YA SE ENCARGA LA VIDA DE RECORDARTELOS
EN FÍN,QUE LEER ALGO SI TE APETECE,NO ESTÁ MAL.PERO DEVORAR TANTOS LIBROS ¿ NO ES UNA MANERA DE ALEJARTE DEL MUNDO?
UN SALUDO......

Insanus dijo...

Primer Premio Necio de Oro concedido.

Dotación: Túnel de collejas con folletos del Mediamarkt.

¿Todavía estamos con ese rollo cervantino de la lectura perniciosa que seca el cerebro?

¿De dónde cojones has salido tú? No me lo digas, del mundo real, ¿no? Un hombre de la calle, sencillo, feliz, que no se "complica", un eloi del siglo XXI.

Paco Gómez dijo...

Yo no digo que no vaya a comer por ahí o a cenar con los amigos, cosa que hago y disfruto, o que no reflexione o que no pasee (me harto a pasear). Sólo digo que la lectura enriquece y mucho. Y que para los que no tenemos dinero para vivir experiencias de viajes a otros países o de conocer gente interesante, las novelas, con sus escenarios y personajes, es un medio barato para vivir esas experiencias, aunque sea mentalmente. Y encima te enriquecen con el lenguaje. ¿Qué más se puede pedir?

Anónimo dijo...

¡BUENAS!
PACO, HABEIS MALINTERPRETADO
"MI OPINIÓN" NO DIGO QUE SEA MALO LEER,SÓLO, QUE EN EXCESO,COMO OCUPAS MUCHO TIEMPO,TE VAS DEJANDO
OTRAS COSAS, QUE TAMBIÉN SON IMPORTANTES DE VIVIR, SENTIR O COMPARTIR.
A INSANUS LE DIGO, QUE LA LECTURA, LE ENSEÑA POCO, O ES
QUE, TODAS LAS NOVELAS QUE PASAN POR SUS MANOS, SON DE GUERRA, YA,QUE SE HA PUESTO, A REPARTIR COLLEJAS E INSULTOS POR ESCUCHAR UNA OPINIÓN.
¿¿¿TE PROVOCARÁ AGRESIVIDAD TANTA LECTURA???

Anónimo dijo...

Reclon2: Buenos días por la mañana, comparto tu opinión, y quería recomendar una novela, "la importancia de las cosas" de Marta Rivera de la Cruz, Editorial Planeta, ya hacía tiempo que había dejado de sentir pasión por la lectura y gracias a esta historia he vuelto a leer, habla de amor, q no romántico, para mi ha tenido un efecto terapéutico, y esperanzador, aliviando un gran hueco, es simplemente una historia preciosa, os la recomiendo.