Páginas

Al otro lado

Al otro lado
"Al otro lado", de Paco Gómez Escribano. Editorial Ledoria. I.S.B.N.: 978-84-15352-66-2.
Comprar libro
en Estudio en escarlata, aquí.

Comprar libro
en El Corte Inglés, aquí.


Presentaciones:

Sábado, 27 de abril a las 12 h. en la Feria del libro de Granada, en el Centro de Exposiciones de CajaGRANADA Puerta Real. Me acompañará en la presentación el compañero de Granada Jesús Lens. Y a las 13 horas firma de ejemplares en la Caseta de Firmas.

Sábado, 20 de abril, de 11 a 13 h. y de 17 a 20 h. en la Feria del Libro de Fuente el saz de Jarama.

Sábado, 26 de enero a las 20 h. en el Museo Municipal de Alcázar de San Juan. Me acompañará en la presentación el compañero de Ciudad Real José Ramón Gómez Cabezas, autor de "Réquiem por la bailarina de una caja de música", de la Editorial Ledoria.

Martes, 23 de octubre a las 19.30 h. en la librería Estudio en Escarlata (Guzmán el Bueno 46, Madrid). Si no puedes acudir y queréis un ejemplar firmado, ponte en contacto con ellos y pídeselo (91 543 0534). Te lo enviarán por correo.

Miércoles, 24 de octubre a las 18 h. en Getafe Negro (Carpa de la Feria del Libro). A las 20 h. participaré en una mesa redonda con otros compañeros de la Editorial Ledoria titulada "En los arrabales de la Novela Negra.

martes, 8 de junio de 2010

Réquiem por la bailarina de una caja de música

A veces una novela no tiene que estar publicada por una gran editorial para que tenga una relativa trascendencia. Las noticias vuelan y los posts de los blogs (sí, esas bitácoras que tanto parecen molestar a más de uno) se multiplican. Fue así como me enteré que la Editorial Ledoria había publicado “Réquiem por la bailarina de una caja de música”, de José Ramón Gómez Cabezas, un autor novel.

Otro día la vi a la venta en la librería “Traficantes de sueños”, cuando fui a una conferencia de Paco Ignacio Taibo II. Tuve la oportunidad de conocer a José Ramón en una mesa redonda en la Escuela Julián Besteiro (por cierto, estupenda crónica en el blog “Mis detectives favorit@s”). Y, por fin, me encontré con él en la caseta de “Estudio en escarlata”, en la Feria del Libro de Madrid. Un encuentro nada fortuito, ya que yo sabía que firmaba y me fui a saludarle y a que me firmara un ejemplar de su novela. Charlamos un buen rato y me fui con una sensación agradable.

La novela entra por los ojos incluso a quien no haya escuchado hablar de ella por dos motivos: la portada, que está muy bien conseguida y el título, dos factores muy importantes a la hora de presentar una novela en los anaqueles de una librería.

Me sumergí en sus páginas sentado en uno de los bancos públicos del Retiro y no paré hasta llegar a casa. Al día siguiente estaba más que terminada y me dejó con un regusto agradable y con la sensación de haber descubierto a un gran autor de género negro. La historia se ubica en el año 1925 en Ciudad Real, aproximadamente en la misma época en la que Francisco García Pavón (al que, sin duda, Gómez Cabezas homenajea) sitúa a su detective Plinio por las calles de Tomelloso, en plena dictadura de Primo de Rivera. El crimen aparece en la primera página, perfectamente enmarcado en la noche y cuyo cadáver es descubierto por un guardagujas junto a las vías. A partir de ahí, Joaquín, el personaje principal, inicia un periplo que desembocará en la resolución del crimen en las últimas páginas. La novela se divide en cuatro partes tituladas por tiempos verbales de verbos muy concretos que tienen que ver con el desarrollo de los capítulos de dichas partes.

La novela no es lineal y transcurre entre la actualidad y hechos pasados, unidos por repetidos flashbacks (por utilizar el término cinematográfico, más conocido por todos) que van dando robustez a la trama. El autor construye a los personajes a través de episodios de su pasado, en los que no faltan traumas de todo tipo que conforman sus personalidades actuales. Son personajes atormentados por unas cosas u otras y esos traumas justifican perfectamente sus comportamientos en la trama. José Ramón caracteriza a los personajes de manera magistral, lo que me temo que es consecuencia de la praxis que se deriva de la profesión del autor, la Psicología. La novela la narra en primera persona Joaquín, el protagonista, y este hilo conductor nos va presentando sus miedos y las consecuencias de sus traumas, psíquicos y físicos. Uno de ellos, el propio protagonista lo relaciona con una paliza que recibió en una visita a Madrid y consiste en que cada vez que ocurre una situación tensa se desmaya. Esta circunstancia le libra de ser sospechoso del asesinato junto a sus dos amigos o compadres, uno en la cárcel, machacado a golpes, y el otro huido. Además de Joaquín, protagonista y joven periodista de un periódico local, por la novela van apareciendo todo un rosario de secundarios, cada uno con sus culpas, cada uno con un comportamiento que es consecuencia de su pasado, con muchas más sombras que luces, lo que va impregnando a la trama de una atmósfera cargada y pesada propia de las mejores novelas del género. Los flashbacks contribuyen con un vaivén que en la mayoría de los capítulos se torna onírico y que lleva al lector a través de la novela con una suave oscilación muy placentera.

El homenaje a Plinio se palpa en la aparición de un policía de Tomelloso que se interesa por el crimen a instancias de un personaje secundario. No interviene directamente en ningún capítulo, sólo un par de veces, aunque una de ellas, en la parte final, resulta determinante. Para mantener la expectación, José Ramón, nos ofrece a un culpable del crimen en la persona de un secundario, que se autoinculpa y cuya versión resulta verosímil para el lector que, por unos momentos, destierra de su mente a los que, desde el principio, el protagonista considera culpables. Pero en “Réquiem por la bailarina de una caja de música” las cosas no son lo que parecen, y al final se produce un vuelco que puede ser intuido, pero desde luego no de la forma magistral en que nos lo presenta el autor.

Por tanto, la novela es altamente recomendable ya no sólo por el fondo, sino porque el autor escribe estupendamente, de forma directa y sencilla y con los tintes poéticos muy similares a los que emplea González Ledesma para describir a los personajes marginales de sus novelas. Sus 189 páginas son una peregrinación hacia la resolución de un crimen que hacen que el viaje de su lectura sea corto por ameno, interesante y decididamente placentero.

Una vez más, una editorial modesta apuesta por un autor inédito. Y acierta de pleno. Enhorabuena al autor y al editor.

José Ramón Gómez Cabezas (Ciudad Real, 1971) es psicólogo. Desde hace algunos años combina su actividad profesional en una asociación atendiendo a niños afectados por TDAH con una intensa labor como colaborador de distintas publicaciones dedicadas al género negro.

Sus reseñas y artículos han sido difundidos a través de revistas consagradas a la literatura policial, desde la prestigiosa La Gansterera hasta la más reciente .38, pasando por Prótesis, donde ha publicado el relato “Reducción de condena”.

Su afán por la escritura le ha llevado a participar en la mayor parte de los eventos literarios que se desarrollan en nuestro país, desde la Feria del Libro de Toledo —donde ha oficiado como moderador de mesas redondas— a la Semana Negra de Gijón, llegando a ser jurado del concurso de relatos Justo Vasco.

En la actualidad ejerce la presidencia de la Asociación Novelpol (Amigos de la Literatura Policial).

Réquiem por la bailarina de una caja de música” es la primera de una serie de novelas que tienen como nexo común el misterio y la investigación apegados a una tierra, la suya, Ciudad Real.

17 comentarios:

S. Cid dijo...

Haces muy buenos análisis y, después de leerte, dan ganas de salir a comprar el libro.

Además..., te mueves mucho por el mundillo literario, y da gusto leerte cuando hablas de él.

Todo un lujo venir por aquí.

Antonio de Castro dijo...

Si, dan ganas de hacerse con el libro ya. Otro autor a descubrir, sobra todo si la novela es de serie negra y esta situada en esa epoca, que probablemente describa con acierto. La trama parece interesante.
Un saludo

Antonio de Castro dijo...

PS
No es que sobre nada, es que queria decir "sobre todo". Mis disculpas.

Mercedes dijo...

José Ramón Gómez, me lo apunto, me has convencido. No sé si viviré para leer todo lo que tengo esperando, pero buscaré esta novela.
Gracias por las recomendaciones.
Un abrazo.

campoazul dijo...

...Bueno voy a tener que ir a vivir a Madrid, no conozco a José Ramón Gómez, pero lo que cuentas agrada mucho, parece que engancha, ahora estoy liadísima, pero no me hubiera importado nadita pasarme por la feria del libro y traerlo firmado ya lo leería en cuando pudiera...

Saludos.

Sue dijo...

Qué envida me has dado con este libro. Cuando me recomiendan libros buenos, quiero decir, bien escritos (que es básicamente lo que hace bueno a un libro), babeo de envidia. Después voy a comprarlo.

Gracias Paco, una vez más, por tu recomendación.

GUIDO FINZI dijo...

Ni conocía al autor ni la editorial que citas. Eso sí, de Paco Ignacio Taibo tengo al menos un par de libros.
Una vez más, tomo buena nota de tus recomendaciones.

Un saludo

Alfonso Martín Erro dijo...

Estaba por empezar el de Jerónimo Tristante pero me estás haciendo dudar...

Lo cierto es que los libros de escritores como los que conoci en la conferemcia de la Besteiro, gente poco conocida por el gran público, me llegan mucho más que los de los más famosos. Quizá es que están en sintonía con los lectores, en lugar de con los jurados o la crítica...

Ahora solo falta que al fin salga publicada tu novela. Esta vez, la reseña la haré yo.

Paco Gómez Escribano dijo...

S. Cid:
Gracias. Pero el lujo es mío al leer tus comentarios y otros que, al igual que tú, me hacen el honor de pasar por este modesto blog.

Antonio de Castro:
Si te gusta la Novela Negra disfrutarás de su lectura. Además la trama se desarrolla en Ciudad Real, cosa nada convencional en un género que en España casi siempre se mueve entre Madrid y Barcelona. Ah, y disculpado, faltaría más.

Mercedes:
Te pasa lo que a mí, que tengo un furgón de cola de novelas esperando ser leídas que no sé cuándo tendré ocasión. La única solución es no comprar más libros, pero al final siempre acabo picando.

Campoazul:
Sí, no cabe duda de que vivir en Madrid tiene sus agobios y sus desventajas, pero lo cierto es que todo está aquí. Podemos desde ir a una conferencia hasta comernos una merluza fresquísima. Pero la Feria del Libro es un acontecimiento interesante que, incluso si vives fuera, merece la pena dedicar un finde a venir y disfrutar de todo lo que te ofrece.

Sue:
De nada, gracias a ti por pasar por aquí. A mí me ha dejado buen gusto y tengo especial predilección or leer "primeras novelas" en donde se nota la ilusión del autor inédito. Espero que te guste.

Guido:
Te digo lo mismo que a Sue, que espero que disfrutes si al final lo lees, ya me contarás. Paco Ignacio Taibo II, está fuera de toda duda, es un monstruo.

Alfonso:
Pues yo estoy leyendo el tercero de la saga de Víctor Ros, de Jerónimo. Próximamente haré reseña. La verdad es que me ha enganchado.
Y sí, llevas razón en lo que dices, la Literatura está ahí, y hay muchos escritores fuera de los circuitos comerciales que son buenísimos.
Gracias por ofrecerte a hacer la reseña, te tomo la palabra. La verdad es que la primera sigue esperando ver la luz. Y adelanto aquí, que quizá la segunda salga a finales de año, antes que la primera (lo que son las cosas), pero de momento no puedo decir más.

Un abrazo a todos y gracias.

B. Miosi dijo...

Paco, es la primera vez que visito tu blog, y me ha gustado, se respira un ambiente muy tranquilo, no sé si es por el formato, o tenga que ver con tu personalidad.
Réquiem por la bailarina de una caja de música, un título muy al estilo de los de Larsson, ¿no? y como dices, un detalle importante a la hora de publicar un libro: el título.
Has hecho un compendio realmente atractivo, provoca leerse el libro.
Espero que publiques pronto y nos hables más de tu novela.

Besos y hasta pronto!
Blanca

Paco Gómez Escribano dijo...

Bienvenida, Blanca, espero que no sea la última. Gracias por tus palabras. Y sí, a ver si el 2010 es mi año y publico. Ya os contaré. Un abrazo.

Carlos González dijo...

Pues tiene buena pinta, Paco. Ya me lo pasarás cuando llegue a España. Por cierto, espero que sea en esta semana. Un abrazo, tío.

Paco Gómez Escribano dijo...

K tal, Carlos. Cómo te va?
A ver si es verdad que vienes ya para acá. Nos vamos a dar una comida que para qué. Y tienes que contarme todo. Ahí hay novela. Por cierto, la reunión del otro día con el editor que te comenté, bien. Lo mismo publico. Ya te cuento. Un abrazo.

Felisa Moreno dijo...

Gracias por la recomendación, la tendré en cuenta.
Un abrazo

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Amigo Paco, espero que haya suerte con lo que le comentabas a Carlos, y no tengas que cambiarte el nombre por el de Sr. Gomersson, como te leí en un comentario en otro blog.
Me da envidia lo de la feria del libro de Madrid, donde puedes hacer tan buenas crónicas.
Un abrazo.

Miguel Baquero dijo...

Buena reseña. Me gusta lo del homenaje a García Pavón, que es un autor que devoré en su día y que siempre me pareció muy fresco en su intento de hacer una novela negra a la española

Paco Gómez Escribano dijo...

De nada, Felisa.

Yo no sé qué voy a tener que hacer, José Miguel. Vaya tela, cómo está lo de las editoriales.

Miguel, el caso es que José Ramón Gómez lo consigue en la bailarina. Sila lees espero que te guste.

Un abrazo a los tres.