Páginas

Al otro lado

Al otro lado
"Al otro lado", de Paco Gómez Escribano. Editorial Ledoria. I.S.B.N.: 978-84-15352-66-2.
Comprar libro
en Estudio en escarlata, aquí.

Comprar libro
en El Corte Inglés, aquí.


Presentaciones:

Sábado, 27 de abril a las 12 h. en la Feria del libro de Granada, en el Centro de Exposiciones de CajaGRANADA Puerta Real. Me acompañará en la presentación el compañero de Granada Jesús Lens. Y a las 13 horas firma de ejemplares en la Caseta de Firmas.

Sábado, 20 de abril, de 11 a 13 h. y de 17 a 20 h. en la Feria del Libro de Fuente el saz de Jarama.

Sábado, 26 de enero a las 20 h. en el Museo Municipal de Alcázar de San Juan. Me acompañará en la presentación el compañero de Ciudad Real José Ramón Gómez Cabezas, autor de "Réquiem por la bailarina de una caja de música", de la Editorial Ledoria.

Martes, 23 de octubre a las 19.30 h. en la librería Estudio en Escarlata (Guzmán el Bueno 46, Madrid). Si no puedes acudir y queréis un ejemplar firmado, ponte en contacto con ellos y pídeselo (91 543 0534). Te lo enviarán por correo.

Miércoles, 24 de octubre a las 18 h. en Getafe Negro (Carpa de la Feria del Libro). A las 20 h. participaré en una mesa redonda con otros compañeros de la Editorial Ledoria titulada "En los arrabales de la Novela Negra.

miércoles, 14 de abril de 2010

Carta de una profe

No suelo ser muy dado a publicar cosas de los demás, pero esto me llegó por correo con autorización para distribuirlo. Al parecer es una carta escrita por una profesora de Música de un I.E.S. Bajo mi punto de vista, es graciosa, hace reflexionar y estoy de acuerdo con todo lo que dice. Os la dejo aquí para su uso, distribución y disfrute:

CONTRA LA TONTUNA LINGÜÍSTICA, UN POCO DE GRAMÁTICA BIEN EXPLICADA

Yo no soy víctima de la LOGSE. Tengo 48 años y he tenido la suerte de estudiar bajo unos planes educativos buenos, que primaban el esfuerzo y la formación de los alumnos por encima de las estadísticas de aprobados y de la propaganda política.

En párvulos (así se llamaba entonces lo que hoy es "educación infantil", mire usted) empecé a estudiar con una cartilla que todavía recuerdo perfectamente: la A de "araña", la E de "elefante", la I de "iglesia" la O de "ojo" y la U de "uña".

Luego, cuando eras un poco más mayor, llegaba "El Parvulito", un librito con poco más de 100 páginas y un montón de lecturas, no como ahora, que pagas por tres tomos llenos de dibujos que apenas traen texto. Eso sí, en el Parvulito, no había que colorear ninguna página, que para eso teníamos cuadernos.

En EGB estudiábamos Lengua Española, Matemáticas (las llamábamos "tracas" o "matracas") Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Plástica (dibujo y trabajos manuales), Religión y Educación Física. En 8º de EGB, si en un examen tenías una falta de ortografía del tipo de "b en vez de v" o cinco faltas de acentos, te suspendían.

En BUP, aunque yo era de Ciencias, estudié Historia de España (en 1º), Latín y Literatura (en 2º) y Filosofía (en 3º y en COU). Todavía me acuerdo de las declinaciones (la 1ª.: rosa, rosa, rosa, rosae, rosae, rosa en el singular; -ae, -ae, -as, -arum, -is, -is, en el plural; la segunda;-us, -e, -um, -i, -o, -o, en el singular; -i, -i -os, -orum, -is, -is, en el plural; no sigo que os aburro), de los verbos (poto, potas, potare, potavi, potatum, el verbo beber), de algunas traducciones ("lupus et agni in fluvi ripa aqua potaban; superior erat lupus longeque agni": el lobo y elcordero bebían agua en el río; el lobo estaba arriba, lejos del cordero; "mihi amiticia cum domino erat": yo era amigo del señor).

Leí El Quijote y el Lazarillo de Tormes; leí las "Coplas a la Muerte de su Padre" de Jorge Manrique, a Garcilaso, a Góngora, a Lope de Vega o a Espronceda...

Pero, sobre todo, aprendí a hablar y a escribir con corrección. Aprendí a amar nuestra lengua, nuestra historia y nuestra cultura. Aprendí que se dice "Presidente" y no Presidenta, aunque sea una mujer la que desempeñe elcargo.

Y... vamos con la Gramática.

En castellano existen los participios activos como derivado de los tiempos verbales. El participio activo del verbo atacar es "atacante"; el de salir es "saliente"; el de cantar es "cantante" y el de existir, "existente". ¿Cuál es el del verbo ser? Es "el ente", que significa "el que tiene entidad", en definitiva "el que es". Por ello, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se añade a este la terminación "-nte".

Así, al que preside, se le llama "presidente" y nunca "presidenta", independientemente del género (masculino o femenino) del que realiza la acción.

De manera análoga, se dice "capilla ardiente", no "ardienta"; se dice "estudiante", no "estudianta"; se dice "independiente" y no "independienta"; "paciente", no “pacienta"; "dirigente", no dirigenta"; "residente", o "residenta”.

Y ahora, la pregunta del millón: nuestros políticos y muchos periodistas (hombres y mujeres, que los hombres que ejercen el periodismo no son "periodistos"), ¿hacen mal uso de la lengua por motivos ideológicos o por ignorancia de la Gramática de la Lengua Española? Creo que por las dos razones. Es más, creo que la ignorancia les lleva a aplicar patrones ideológicos y la misma aplicación automática de esos patrones ideológicos los hace más ignorantes (a ellos y a sus seguidores).

No me gustan las cadenas de correos electrónicos (suelo eliminarlas) pero, por una vez, os propongo que paséis el mensaje a vuestros amigos y conocidos, en la esperanza de que llegue finalmente a esos ignorantes semovientes (no "ignorantas semovientas", aunque ocupen carteras ministeriales).

Lamento haber aguado la fiesta a un grupo de hombres que se habían asociado en defensa del género y que habían firmado un manifiesto... Algunos de los firmantes eran: el dentisto, el poeto, el sindicalisto, el pediatro, el pianisto, el golfisto, el arreglisto, el funambulisto, el proyectisto, el turisto, el contratisto, el paisajisto, el taxisto, el artisto, el periodisto, el violinisto, el taxidermisto, el telefonisto, el masajisto, el gasisto, el trompetisto, el violinisto, el maquinisto, el electricisto, el oculisto, el policío del esquino y, sobre todo, ¡el machisto!

18 comentarios:

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Lo malo de nuestra generación pre-logse es que nos van a estirar como un chicle hasta los setenta, porque el desastre que han armado con los que vienen detrás de nosotros hunde al país.
Un fuerte abrazo, Paco.

Paco Gómez Escribano dijo...

Pues yo no me veo hasta los 70, José Miguel, porque tú sabes tan bien como yo lo que desgasta dar clase, aunque por ahí vayan quejándose de lo poco que trabajamos los profesores. En cuanto a lo de hundir el país, creo que estos políticos cutres que tenemos lo van a conseguir. Aunque yo tengo la esperanza de que toquemos fondo y rebotemos, como los muelles.
Un abrazo.

Mercedes dijo...

Yo tengo justo la edad de esta profesora, así que suscribo íntegramente sus palabras, mi plan de estudios fue exacto al de ella. Y también he vivido cómo se ha ido deteriorando la enseñanza y la "educación" hasta límites vergonzosos con mis hijos. No entiendo nada. ¿Donde estudiaron estos progres? ¿Es que no tienen hijos?
Interesante carta.
Un abrazo.

Paco Gómez Escribano dijo...

¿A que está interesante, Mercedes? Pues estos progres han estudiado los mismos planes que tú y yo. ZP y Rajoy serán de nuestra quinta aprox. Pero, evidentemente, son cutres e inútiles, si no no tendrían esto como lo tienen.
Un beso.

campoazul dijo...

...Es que intentar hablar de cultura, periodistas y politicos al mismo tiempo no se yo si será muy buena idea...

Un saludo,

Carlos González dijo...

Joder, Paco, la carta no tiene desperdicio, tío. Deberían publicarla en primera plana en todos los periódicos. Coincido en todo con la profa. La verdad es que, además, me he partido el pecho. Un abrazo, tío.

sue dijo...

Yo soy algo más joven :) pero estudié ese mismo plan y tb leí Las Coplas por la muerte de mi padre (entre otras cosas).
No sé qué tipo de cosas leen o dan ahora,la verdad, pero está claro que no es un buen plan.

Al hilo de tu post, del post de Cid y del mío propio (demostración real de lo bien que andamos en educación), solo puedo decir que me da mucha pena.

Paco Gómez Escribano dijo...

Campoazul:

No sólo no es buena idea sino que se me antoja una empresa harto difícil.

Carlos:

Claro que sí, Carlos. La carta tiene su gracia, pero sólo en la forma, porque el contenido es tan cierto que da pena que se haya perdido esa educación que, or edad, tú y yo tuvimos, aunque fuese una educación en el ámbito de la dictadura franquista, que es lo que a todos estos les dio alergia y or eso emprendieron las sucesivas reformas que han generado miles de personas víctimas de la LOGSE y que son casi analfabetos y totalmente incultos.

Sue:

Me consta que los profes de Literatura también les mandan leer ahora pero los niños, por falta de hábito e interés, no lo hacen, al menos gran parte de ellos. Nuestra generación devorábamos los libros. Ésta de ahora todo lo que no lleve "dibujitos" o sea audiovisual les da alergia, es lo que hay.
Y como dices, por los tres post, el tuyo, el de S. Cid y el mío, a mí también me da pena y demuestra en qué estado tan lamentable se encuentra la educación, y éste y los anteriores gobiernos sólo se gastan la pasta en pagar a gente (pedagogos que nunca han pisado un aula) que lo único que hacen es llamar "unidad de contenido" a la lección y "currículum" al programa. Como sigamos así, en los IES al final va a haber más psicólogos que profes, por el empecinamiento de los gobernantes que, por ejemplo, a un alumno maltratador y acosador le tratan de enfermito y le envían al orientador, cuando todo el mundo con dos dedos de frente sabe que ese niño es un cabrón (con perdón) y no debería ir al orientador, sino a su casa con vacaciones indefinidas, que ya está bien.

Un abrazo para los tres.

Miguel Baquero dijo...

Completamente de acuerdo. La ignorancia, mezclada con la ideología entendida al modo cretinoide, puede dar lugar a auténticas mezclas explosivas

Paco Gómez Escribano dijo...

Y tan explosivas, Miguel. Esto parece un virus que transmite la estupidez por el aire. El sentido común brilla por su ausencia y lo malo es que mirando el futuro cercano no se vislumbra ningún atisbo de cordura.
Un abrazo.

Guido Finzi dijo...

Yo creo que la única forma que hay en la actualidad de combatir los demenciales planes de estudios, hasta que cambien, es una redoblada y sostenida labor de educación en el ámbito familiar. A mí, me preocupa mucho lo que está ocurriendo, porque de estas carencias vienen después muchos males que serían evitables si la inteligencia y la cultura no fueran vista como algo subversivo.
Y a esto, súmale las ideologías perversas, los relativismos morales y la falta de criterio, y tendrás un cóctel de lo más explosivo.
Un saludo

S. Cid dijo...

A mí también me llegó esta carta (aunque ahora no recuerdo por qué conducto, pero sé que la he leído hace poco) y, bueno..., esta profe no deja de decir verdad tras verdad.

Lo peor del sistema educativo que sufrimos no es el mal que ya ha hecho, sino que parece que no hay intención de acabar con él (ni por unos ni por otros) y que, por tanto, continuará causando estragos en la juventud española. Yo no descarto lo que apunta José Miguel Domínguez: que al final tengamos que seguir en el machito nosotros porque los que vienen detrás no sean capaces de nada.

En cuanto a lo que apunta Guido, por supuesto el cambio también tendría que producirse en las familias, pero es que las familias (si no todas, muchas al menos) son las primeras que no ven otro sentido al colegio que el de "aparca-niños".

Así..., con esta educación, con lo poco que se lee y la mala calidad de todo lo que se ve en la tele, no extraña nada de nada la forma de hablar de nuestros adolescentes, que tan bien ha emulado Sue en su blog.

Sí, es una pena... Una pena a la que parece que no quieren poner solución.

Saludos.

S. Cid

Antonio de Castro dijo...

Coincido con lo que dice la profesora, y sobre todo con Guido Finzi y S. Cid en que es muy importante la educación por parte de la familia.
Un saludo

Paco Gómez Escribano dijo...

Guido:

Yo creo que la educación de la familia debe venir por la TV, que parece ser que es lo único que hacen las familias en este país. Pero claro, como vivimos en la sociedad de la tontería, del gran hermano, del Lequio (o como se diga), de la Esteban y demás, pues las familias, lejos de educarse se deseducan. El gobierno prohíbe fumar, ¿no? Pues que prohíban tantos programas que tanto daño hacen y que idiotizan a la sociedad.

S. Cid:

Yo creo que aquí nadie va a poner remedio porque creen que han hecho una reforma tan perfecta con sus "currículos", "unidades de contenido", "adaptaciones curriculares", "aprendizajes significativos" y otras tantas chorradas que, por fuerza, los que fallamos somos los profesores, que no nos hemos impregnado de las bonanzas logsianas y seguimos practicando un tipo de educación en la que tratamos de impartir conocimientos, algo obsoleto, ya que según los pedagogos ha y que enseñar a aprender, aunque no dicen cómo se enseña a aprender cálculo infinitesimal, pongamos por caso.
Yo también veo lo que dice José Miguel, es decir, que tengamos que jubilarnos más tarde porque los que vienen detrás, víctimas de la LOGSE, no tengan ni idea de nada. O eso, o asistiremos a la decadencia del país. En fin, una pena.

Antonio:

Yo también coincido. Pero es difícil educar a las parejas que están jodidas por hipotecas de la leche y por los plazos de los pagos de los dos cochazos. A esta gente no puedes hablarle de la educación de los críos, sencillamente no tienen tiempo. Sólo están preocupados de ganar dos sueldos que les permitas seguir pagando todas las letras en las que se han metido. Y va a ser muy difícil hacer cambiar la percepción que tiene la sociedad de los institutos, que pasen a considerarlos centros de TRABAJO y no aparca-niños.

Un abrazo para los tres.

Anónimo dijo...

PROHIBIDO PROHIBIR .

Anónimo dijo...

Siento discrepar del asentimiento general, pero para mí esta carta es pura demagogia. Si alguien se permite el lujo de opinar sobre gramática, sobre lo que es correcto y lo que no, hay leer mucho primero. ¿Acaso es el español de los años sesenta y setenta del siglo XX el culmen supremo de la lengua de Cervantes? ¿Acaso se ha hablado en el siglo XX igual que en el XVI, en el XVII o en el XVIII? ¿No sabe esa señora que la lengua es un producto histórico y, por tanto, sujeto a los vaivenes sociales de la política, la econonomía, la tecnología? Si la sociedad cambia y la lengua no, ¿cómo denominamos las nuevas realidades? Según su argumentación, por qué no seguimos designando a la mujer como lo hacía Aristóteles: "un macho imperfecto". Y podemos seguir con las perlas que nos brindaba el diccionario de sus queridos años sesenta y setenta: la homosexualidad como enfermedad, España como unidad de destino en lo universal, las razas como grupos humanos con diferente color de piel. Y que sea una mujer la que la escribe no es que diga mucho. Las que han trasmitido el patriarcado de generación en generación han sido las propias mujeres. Son las propias mujeres las que mutilan a sus hijas cortándoles el clítoris en algunos países africanos, son las propias mujeres las que otorgan los roles característicos a sus hijos e hijas, etc. No será que no usábamos la palabra presidenta porque no había presidentas, ni alcaldesas, ni jefas, etc. Sin embargo siempre se ha usado la palabra trabajadora, ama de casa, españolas, etc.
Lo único en lo que estoy de acuerdo es en que tanto nuestra ley educativa como el sistema emanado de ella son algo más que malos, pésimos. Pero de ahí a los argumentos que usa esta señora: churras y merinas.

barruguets dijo...

Me encanta, voy a ponerlo en mi blog si me lo permiten. Gracias.

Paco Gómez Escribano dijo...

Permitido, Barruguets. Saludos.