Páginas

Al otro lado

Al otro lado
"Al otro lado", de Paco Gómez Escribano. Editorial Ledoria. I.S.B.N.: 978-84-15352-66-2.
Comprar libro
en Estudio en escarlata, aquí.

Comprar libro
en El Corte Inglés, aquí.


Presentaciones:

Sábado, 27 de abril a las 12 h. en la Feria del libro de Granada, en el Centro de Exposiciones de CajaGRANADA Puerta Real. Me acompañará en la presentación el compañero de Granada Jesús Lens. Y a las 13 horas firma de ejemplares en la Caseta de Firmas.

Sábado, 20 de abril, de 11 a 13 h. y de 17 a 20 h. en la Feria del Libro de Fuente el saz de Jarama.

Sábado, 26 de enero a las 20 h. en el Museo Municipal de Alcázar de San Juan. Me acompañará en la presentación el compañero de Ciudad Real José Ramón Gómez Cabezas, autor de "Réquiem por la bailarina de una caja de música", de la Editorial Ledoria.

Martes, 23 de octubre a las 19.30 h. en la librería Estudio en Escarlata (Guzmán el Bueno 46, Madrid). Si no puedes acudir y queréis un ejemplar firmado, ponte en contacto con ellos y pídeselo (91 543 0534). Te lo enviarán por correo.

Miércoles, 24 de octubre a las 18 h. en Getafe Negro (Carpa de la Feria del Libro). A las 20 h. participaré en una mesa redonda con otros compañeros de la Editorial Ledoria titulada "En los arrabales de la Novela Negra.

sábado, 20 de marzo de 2010

Premios de novela desiertos

El V Premio Bruguera de Novela fue declarado desierto. Con un total de 334 manuscritos recibidos, el escritor Félix de Azúa, en calidad de jurado único, no creyó que ninguna de las 334 novelas tuviera el nivel suficiente como para alzarse con el galardón. Curioso y difícil de creer. En principio, creo que un premio de una editorial histórica como es Bruguera debería de tener un jurado compuesto por varias personas que representasen dignamente el ámbito de la Literatura y la Cultura, no un escritor solo, que no creo ni por asomo que se haya leído él solito los 334 manuscritos.

Cuando un escritor manda su novela a un premio lo que está haciendo es entregar su trabajo de meses cuando no de años. Luego están las bases de cada premio, que a veces piden el manuscrito hasta por quintuplicado, lo que quiere decir, que el escritor se tiene que gastar una pasta en la impresión, la encuadernación y el envío. Y lo que es más importante, la ilusión con la que ese escritor envía su obra para intentar ganar el premio y verla publicada. Por eso creo que, en este caso, Bruguera, con la complicidad del señor Félix de Azúa, ha jugado con los sentimientos y las ilusiones de todos los participantes. Es imposible que entre 334 manuscritos no haya un buen puñado de ellos con la suficiente calidad.

Pero no ha sido solamente Bruguera la que ha declarado su premio desierto, con lo que me empiezo a preguntar si no habrá algún interés oculto en no dar el galardón a nadie. También se han declarado desiertos el XXV premio de novela “Benito Pérez Armas”, el II Premio Internacional de Novela “Las Dos Orillas” (con 700 ejemplares presentados), el VII premio de novela Pastor Díaz de Viveiro, el VIII Premio Letras de Novela (con 104 manuscritos presentados) y la IV edición del Premio Tusquets de Novela (con 427 obras presentadas).

Digo yo que más valdría que si no tienen dinero para pagar el premio, para publicar la obra, o sencillamente, si no les viene bien, más valdría que no convocaran el premio, más que nada para no jugar con las ilusiones de tantas y tantas personas.

Y digo yo, que también convendría que se hiciera una lista de cuáles son los premios que están dados de antemano y cuáles no. Así, los escritores noveles no andarían perdiendo el tiempo.

27 comentarios:

Guido Finzi dijo...

Me parece absurdo pero véte a saber tú a qué intereses obedece la decisión. No es congruente convocar un premio, recibir un aluvión de trabajos y, a continuación, declararlo desierto. No lo entiendo y lo peor, es que prefiero no hacerlo.

Un saludo

PD: tú tranquilo, que con el RBA no te va a pasar lo mismo

Paco Gómez Escribano dijo...

Pues a mí sí que me gustaría saberlo, Guido, porque no le encuentro mucho sentido. En cuanto al RBA es de los que está dado de antemano. Claro que, si me lo ofrecen algún día, me venderé como un villano al tejemaneje editorial. Todo con tal de recibir el premio y hacer realidad tu profecía. Un abrazo.

Guido Finzi dijo...

No te imaginas las ganas que tengo de ir a una librería y comprar un libro tuyo ¡

Un saludo

Paco Gómez Escribano dijo...

Gracias, salao.

José Miguel Domínguez Leal dijo...

Fernando Iwasaki ha publicado una novela sobre el mundillo de los premios literarios. A mí desde que abrí mi blog se me han quitado las ganas de enviar poemarios a concursos, no sé, es como la inocencia perdida. No es la primera vez que leo que Guido te desea ganador del RBA, me sumo a sus buenos deseos. Espero que me firmes un ejemplar. Un abrazo.

Mercedes dijo...

¡Uf! Esto de los premios literarios tiene mucha miga. Después de conocer los premiados de la editoriales de prestigio de los últimos años...
Menuda pantomima.
Saludos.

Paco Gómez Escribano dijo...

La verdad es que el blog te da la satisfacción de la publicación inmediata, José Miguel. Pero claro, lo que se publica en el blog, ya no es válido para enviar a un concurso. Es más, algún desalmado te lo puede copiar. Yo tampoco tengo especial fe en los concursos. No he ganado ninguno, aunque he quedado 2º dos veces, uno en novela corta y otro en poesía. Y he quedado finalista en otros tantos de relato. Pero para obtener estos galardones, ni te imaginas todo el material que he enviado para nada. En fin...
En cuanto al RBA, Guido tiene más fe en mí que yo mismo. No obstante, si se produce estaré encantado de firmarte el libro.
Un abrazo.

Paco Gómez Escribano dijo...

Mercedes:

Sí, por eso digo que debería haber una lista de los que están dados y los que no. Porque los que escribimos novela nos gastamos un pastón en envíos.

Un beso.

Miguel Baquero dijo...

Uno de esos presentados al Bruguera era yo, amigo. Es posible que no reuniera méritos para ganar, pero le suponía a Bruguera cierta seriedad. En fin...

Los premios que están concedidos de antemano seguramente serán casi todos. La venda definitiva de los ojos se me cayó al leer la novela de Rosa Regás que gano el Planeta del 50 aniversario. Era tan mala, tan horrenda, tan atroz, que era imposible que el premio no estuviese amañado. Porque de ser el juego limpio, con nada más que se hubiese presentado otra novela, cualquiera otra, fuese de lo que fuese y aunque estuviese escrita con los pies, esa seguro hubiese ganado.

Los Planeta, los Primavera, los Alfaguara y todos los que van en esa línea son todos un camelo. Otra cosa de la que te darás cuenta es que quien participa de jurado un año al siguiente es premiado, y viceversa, y hasta hay quienes se van turnando y recorren todos los premios ora de jurados ora de primeros o de segundos y cuando acaba la ronda vuelven a empezar, ahora cambiándose los papeles: yo de jurado y tú de premio.

A veces es tan descarado que produce vergüenza ajena.

Pero lo más espantoso es que estos premios, que no dejan de ser maniobras publicitarias, se traten como acontecimientos culturales y vayan los ministros, a los que pagamos todos, y en algunos casos hasta el rey o los príncipes, a quienes también alimentamos.

Kalman P. dijo...

Rosa Regás es tan mala escritora como persona, y es vergonzoso que, en virtud de componendas políticas y compadreos progres haya recibido semejante premio. Sencillamente asqueroso

Antonio de Castro dijo...

Lo del premio de Ediciones B parece un poco esperpéntico, con Felix de Azúa en plan Supermán leyéndose él solo trescientas cuarenta novelas... Además, yo a Azúa le leí un par de cosas y no me disgustaron, pero tampoco es que sea Joseph Conrad. Lo mas triste es que uno de los que se presentaron fuera el amigo Miguel Baquero, de quien leí muchas cosas y todas muy buenas, entre ellas una novela que, mire usted por donde, es infinitamente mejor que las de Azúa.

S. Cid dijo...

A mí me cuesta creer que haya un sólo concurso limpio en España. Tal vez me equivoco y quizá algún concursito pequeñajo, de estos que nadie conoce y que otorga el Ayuntamiento de un pueblo desconocido, sea verdaderamente limpio. Los demás... son puro timo.

En cuanto al caso que cuentas..., ¿de verdad alguien se cree que sólo una persona se leyó toda esa cantidad de novelas? Venga ya..., toman por tonto al personal.

Yo, en principio, no compro novelas premiadas. Si lo hago con alguna, es sin saberlo y sólo porque me atrae lo que se cuenta sobre la historia que narra.

Saludos.

S. Cid

Paco Gómez Escribano dijo...

Miguel Baquero:

No sé cómo escribes (eso tiene remedio)salvo por tu blog, en donde lo haces divinamente. Pero sí que tengo algunos amigos que conocen tu obra y que te catalogan de escritor excepcional, lo que no hace otra cosa que corroborar mis afirmaciones en el post. Pero es que por pura lógica matemática, de entre 334 manuscritos, es que es materialmente imposible que no haya ninguno bueno.
En cuanto a los premios Planeta estoy de acuerdo contigo, tanto el ganador como el finalista, son malísimos, año tras año. Sí que eran buenos los de hace muchos años. Este premio y, en general, los que organizan las editoriales están dados. Pero además, esto está dicho por antiguos ganadores y miembros de los jurados. Daría para otra entrada. Y es cierto que en esto de la cultura y los saraos literarios siempre están los mismos chupando del bote.
Y luego, claro, los ministros van donde va la prensa y éstos donde van los ministros y los famosos. Se retroalimentan entre ellos.

Kalman P.

No conozco a Rosa Regás ni he leído nada suyo. Sin embargo, no es la primera vez que escucho una crítica como la tuya, por algo será. Por otro lado, un cargazo como Directora de la Biblioteca Nacional (ya me gustaría para mí) no se lo dan a cualquiera. Para ostentarlo, se necesita ser del partido de turno, o al menos, ser "palmero" del partido de turno.

Antonio de Castro:

Lo de que Félix de Azúa se haya leído todos los manuscritos no se lo cree nadie. Tampoco conozco a este hombre como escritor ni creo que lo haga, hay demasiadas cosas buenas para leer.
Irremediablemente voy a tener que leer algo de Miguel Baquero, ya me está picando la curiosidad.

S. Cid:

Algunos concursos limpios hay, me consta. Pero son premios no muy cuantiosos económicamente y como dices, de alguna ciudad pequeña o pueblo.
Nadie se cree lo de Félix de Azúa, como dices, el personal no es idiota.
En cuanto a los premiados en concursos, alguno bueno ya hay. Un ejemplo: "El emblema del traidor", de Juan Gómez Jurado, pedazo de novelón, premio de novela Ciudad de Torrevieja, 2º más cuantioso económicamente después del Planeta.

Un abrazo a los cuatro.

Hank dijo...

Si todas las novelas son una mierdad, hay que tener un par para dejar el premio desierto.
Lo aplaudo.
Lo demás, son suposiciones.

Paco Gómez Escribano dijo...

Hank:

Sabes qué pasa, que estadísticamente es imposible que todas sean malas. 334 al Bruguera, 700 a Las dos orillas, 427 al Tusquets... Es que no estamos hablando de 20 novelas que se presentan a un premio, es que son muchas. Sencillamente, no puedo creer que entre tantas no haya una buena.
Un abrazo.

Carlos González dijo...

Hay que ver las polémicas que montas, Paco. Yo estoy de acuerdo contigo, no puede ser que entre tantas no haya ninguna buena. Cuídate. Un abrazo.

Oscar Hernández dijo...

Entre 334 novelas no pueden ser todas una mierda: lo que pasa es que hay mucho fantasma suelto, y al igual que Juan José Millás, Molina Foix y algún otro, Félix de Azúa hace tiempo que perdió el norte. Y de Angela Vallvey, Maruja Torres y la tropa del Planeta mejor no hablar. Venga ya, que par ni que narices...

Paco Gómez Escribano dijo...

Yo estoy contigo, Oscar. En temas culturales, siempre los mismos. Y no puede ser que entre tantas novelas no haya ni una buena.
Saludos.

Anónimo dijo...

Lo de Félix de Azúa es snobismo. Es muy chic ser jurado único y declarar el premio desierto.

Paco Gómez Escribano dijo...

Anónimo:

No lo había visto yo así, lo mismo hasta llevas razón. Saludos.

Ana Laura dijo...

Yo participé una sola vez de un concurso, aquí en mi país. Era un concurso de minicuentos, y se presentaron más de 40.000 cuentos brevísimos. El jurado era de tres, pero aún así, estoy absolutamente segura de que no se leyeron todos los cuentos enviados. Me fastidié tanto que nunca más quise participar en nada otra vez (tampoco me considero escritora, pero bueh, no creo que haya 40.000 autores en Uruguay, ¡si somos apenas 3 millones de habitantes en total!)

Ahora leo tu noticia y los comentarios que recibiste, y me afirmo en mi posición. De cualquier manera, imagino que para un autor novel, es una excelente forma de darse a conocer -siempre que no esté arreglado el concurso, claro- así que seguirán presentándose a los concursos, y estos seguirán usando la necesidad de la gente para nutrirse.

Muy interesante tu nota, un saludo grande, y muchas gracias por tu visita a mi blog.

Paco Gómez Escribano dijo...

Llevas razón, Ana Laura. Los concursos son una forma de que los autores nuevos se den a conocer. Pero claro, tiene que ser en uno que no esté amañado. Fue un placer pasar por tu blog. Saludos.

sue dijo...

Quizás es que no había nadie lo suficientemente solvente para comprar el premio. La crisis y todo eso...

En fin...yo hubiera votado a Miguel.
Vaya mierda de jurado.

sue dijo...

Confieso que una vez entregué una especie de "novela" para un concurso literario de la Universidad... en fin, me da vergüenza hasta recordarlo.
Por supuesto, ni flores.

Felisa Moreno dijo...

Hola Paco, ya sabes que hace unos días yo puse una entrada similar a la tuya.
Aún así, quiero seguir pensando que quedan algunos cértámenes honrados, por ejemplo en el Gabriel Sijé, quedó segundo un amigo mío. Y me han dicho que el de Azorín, donde está de finalista Maribel, también tiene fama de ser un certamen limpio.
Lo que me preocupa es que certámenes que convocan y pagan instituciones públicas o fundaciones, se están dejando en manos de editoriales, son ellas las encargadas de hacer la selección. Y todos sabemos como funcionan. Yo lo vi claro en los premios Literarios de Jaén, convocados por la Fundación de Caja Granada, pero gestionados por Mondadori. Los ganadores ya tenían una relación previa con esta editorial.
En fin, es lo que hay, tenemos que seguir luchando y esperar que alguna vez nos toque a nosotros, como dices tú, yo no voy a negarme si me encargan que escriba un Planeta, creo que el encargo se hace con dos años de antelación, para que el escritor en cuestión no se estrese.
Un abrazo
F.

Paco Gómez Escribano dijo...

Sue:

Lo mismo la crisis ha tenido algo que ver. Ha tenido que ver decisivamente en la publicación de mi primera novela, así que, por qué no. Lo que no es honrado es decir que ninguna novela tiene la calidad suficiente.

Felisa:

Sí, sé que escribiste sobre esto también. Y estoy de acuerdo contigo que, en general, los premios patrocinados por editoriales están dados. Yo también escribiría el Planeta y, visto lo visto, mejor que los últimos ganadores. Lo que pasa es que yo no soy nadie.

Un beso a las dos.

Mariola López dijo...

Pues no me extrañaría mucho con la crisis que se diera por desierto.
En cuanto a publicar, todo autor dedica tiempo, intentando hacerlo lo mejor que puede o que sabes, para subir en una nube viendo que se publica y que gusta.
¡Te deso lo mejor!
Un abrazo y mis felicitaciones por este blog