Páginas

Al otro lado

Al otro lado
"Al otro lado", de Paco Gómez Escribano. Editorial Ledoria. I.S.B.N.: 978-84-15352-66-2.
Comprar libro
en Estudio en escarlata, aquí.

Comprar libro
en El Corte Inglés, aquí.


Presentaciones:

Sábado, 27 de abril a las 12 h. en la Feria del libro de Granada, en el Centro de Exposiciones de CajaGRANADA Puerta Real. Me acompañará en la presentación el compañero de Granada Jesús Lens. Y a las 13 horas firma de ejemplares en la Caseta de Firmas.

Sábado, 20 de abril, de 11 a 13 h. y de 17 a 20 h. en la Feria del Libro de Fuente el saz de Jarama.

Sábado, 26 de enero a las 20 h. en el Museo Municipal de Alcázar de San Juan. Me acompañará en la presentación el compañero de Ciudad Real José Ramón Gómez Cabezas, autor de "Réquiem por la bailarina de una caja de música", de la Editorial Ledoria.

Martes, 23 de octubre a las 19.30 h. en la librería Estudio en Escarlata (Guzmán el Bueno 46, Madrid). Si no puedes acudir y queréis un ejemplar firmado, ponte en contacto con ellos y pídeselo (91 543 0534). Te lo enviarán por correo.

Miércoles, 24 de octubre a las 18 h. en Getafe Negro (Carpa de la Feria del Libro). A las 20 h. participaré en una mesa redonda con otros compañeros de la Editorial Ledoria titulada "En los arrabales de la Novela Negra.

lunes, 18 de julio de 2011

Felices lecturas

El mundo de la Literatura es tan complejo y está tan lleno de factores que escapan a la voluntad del escritor, que cada vez me atrevo menos a escribir un artículo sobre ello. Los palos que suelo recibir por expresar mi opinión, no ayudan precisamente a sentarme frente al teclado y dar rienda suelta a mis ideas. Por lo que veo en la blogosfera o en Facebook, no soy el único que recibe esos palos, aunque, en general, los que escribimos lo que pensamos no solemos arredrarnos y continuamos dando palos de ciego. Qué le vamos a hacer, a otros les apasiona la Fórmula 1.

Como lector he leído de todo, desde tebeos hasta ensayos de Astronomía, pasando por triviales novelas del Oeste y por sesudos ensayos de filosofía. Cierto es que cuando decidí escribir, opté por hacer una novela de entretenimiento, para todos los públicos. No van a darme el Cervantes por “El círculo alquímico”; ni siquiera el premio de las fiestas de mi barrio. Pero a ciertos lectores les ha gustado, de lo cual me alegro, ese era el objetivo, entretener.

Me doy con un canto en los dientes por haber publicado, aunque sea con una editorial modesta, dados los tiempos que corren. Y la novela me ha dado muchas satisfacciones, como por ejemplo la presentación en la librería Estudio en Escarlata y en Toledo. O la firma en la Feria del Libro de Madrid. Y me las va a seguir dando, ya que me han invitado a la Semana Negra de Gijón (pagando yo, ojo, excepto la ida en el tren negro), y en octubre firmo en El Corte Inglés de Barcelona, entre otras cosas.

También he conocido a gente, sobre todo escritores y blogueros, todos gente estupenda que me han brindado su amistad.

Y he visto cosas muy raras, creedme. Entre ellas mi primer contrato con una editorial grande que hasta me dio un adelanto y después se desentendió de mí. También he visto escritores con egos como catedrales y editores con una prepotencia tremenda. He visto a periodistas y a blogueros hacer críticas capaces de tumbar la carrera literaria de un escritor, como si el plumilla en cuestión hubiese matado a alguien. Y he observado a gente que se cree muy culta (y posiblemente lo sean) minusvalorar best sellers por el mero hecho de serlo; gente que consideran que si no has leído “El Quijote” o a Saramago eres un indocumentado y un impresentable. Pues tampoco es eso.

Desde aquí, siempre abogué por las novelas de tramas, pero eso es porque me gustan las historias, simple y llanamente. El estilo es importante, claro, pero si una novela solamente tiene estilo, me aburre. A lo mejor es que soy un inculto. Probablemente.

Lo cierto es que la Literatura es compleja. Y que para gustos están los colores. No todo lo que se publica es bueno, y no todo lo que se deja de publicar es malo; y viceversa. Desde mi punto de vista la mayor parte del oficio de escribir es eso, oficio. Lógicamente hay que tener algo de imaginación y un dominio mínimo del lenguaje, pero no hay que ser filólogo, aunque serlo ayuda. También ayuda tener enchufe, no nos engañemos. Y la suerte, aunque la suerte hay que buscarla.

Yo seguiré leyendo lo que me gusta, faltaría más. Y procuraré no ser tan riguroso en mis apreciaciones esperando que los demás tampoco lo sean. Me gusta que me cuenten historias y viajar con ellas a lugares que, de otra forma, nunca visitaría. Y seguiré escribiendo. Primero, porque me gusta hacerlo. Y después, para que me lea el mayor número de lectores posible. Y cada día continuaré trabajando en mi oficio, el que me da de comer. Si algún día gano algo con esto de escribir, bienvenido será. A todos los que escribimos nos gustaría vivir de esto. Hasta entonces, que tengáis felices lecturas.

8 comentarios:

Víctor Manuel Fernández dijo...

Querido Paco:
Este mundillo de las letras es así de cainita y de placentero a la vez. Suscribo punto por punto todo lo que afirmas en el post, sin quitar ni poner un punto, una coma o variar alguno de los comentarios. Esto es así y no lo vamos a cambiar. Como bien dices, bastante suerte tenemos de publicar, con editoriales más o menos grandes, pero nos podemos dar con un canto en los dientes sólo con haber conseguido eso. Y si luego, encima, disfrutas y te lo pasas bien, eso que te llevas. ¿Y las críticas? Nada es perfecto ni va a gustar a todo el mundo. Y mucho menos a un crítico que se cree con todo el poder del mundo simplemente porque sabe juntar cuatro letras. Por eso, y como bien dices, la satisfacción que te llevas cuando alguien te dice que le ha gustado tu novela, es impagable. ¿El resto? ¿Autores que se creen más que Dios, que han inventado la literatura o que están por encima del bien y del mal? Elementos que entran en la mochila del escritor y que reposan allí, en un hueco al que nunca se suele ni se desea acceder, pero que es inherente a este mundillo, como te repito, tan bello como rastrero. Y en el que, a pesar de todo, ¡cómo mola vivir!
Un fuerte abrazo y felices lecturas de vacaciones.

Paco Gómez Escribano dijo...

Yo también suscribo lo que tú dices. Creo que cualquiera con un mínimo de sentido común que se mueva en estos ambientes va a sacar esta percepción. Un fuerte abrazo y felices lecturas.

Ana Riesgo dijo...

Paco, estoy contigo. Ni todos los malos son tan malos ni los buenos tan buenos. Como bien dices, el mundo de la literatura debe de ser muy complejo, ( tú lo sabes desde doble punto de vista, como escritor y lector ) y no siempre se mueve por y para el contenido de la novela o la calidad del autor, no sé si me explico. Hay muchos intereses moviendo los hilos de esta "industria" al igual que sucede en todos los órdenes de la vida. Si te sirve de consuelo te diré que yo seguiré como hasta ahora, leyendo lo que me gusta, valorando lo que considero bueno en mi humilde opinión de lectora voraz y desechando aquello que o me aburre, o no me aporta absolutamente nada, o sencillamente no conecto con la trama por muy buenísimo que sea el libro.
Yo también te deseo para este verano y en cualquier momento, feliz lectura ( en tu caso, también escritura )

JUAN CARLOS dijo...

Estimado Paco, no tengas en cuenta a los "mentecatos con derecho a criticar",yo como lector te doy las gracias por escribir, permitiendonos que a través de tus páginas podemos entretenernos y disfrutar de un buen rato... primero con tus libros y después, como se vio en la feria del libro de Madrid, compartiendo una charla contigo.... Yo como lector solo puedo darte LAS GRACIAS por permitirnos leerte, ya sean novelas o comentarios en tu blog, que dicho sea de paso, son muy acertados y correctos... ENHORABUENA Y GRACIAS,Y ADELANTE SIGUE ASI.

S. Cid dijo...

Cuánta razón tienes en todo lo que dices..., menos en una cosa: ¿por qué te van a dar palos por decir estas cosas? Pero si son verdades como un puños...

Entiendo que no todo el mundo piense igual (si lo hiciéramos, todo sería tan aburrido...), pero de ahí a dar palos al personal... Hay personas demasiado vehementes, ¿no? Por otra parte, se puede hacer crítica constructiva. Yo no he publicado nunca, pero de vez en cuando saco alguna cosilla en mi blog y me gusta más cuando alguien me dice "Oye, aquí te equivocaste, porque tal cosa no sucedió en tal fecha si no en tal otra" o cosas así, no sé es lo primero que se me ocurre, que cuando me dicen que todo está muy bien. De los errores se aprende, pero si a ti se te han escapado y nadie te los hace ver..., poco vas a poder crecer.

Por otra parte, te agradezco tus "Felices lecturas", lo único que lamento es que no voy a poder contar entre ellas con "El círculo alquímico"... porque ya lo leí :(

¿Para cuándo la próxima?

Ah, y enhorabuena por tu presencia en la Semana Negra y tu firma en Barcelona, como ya te dije: pasito a pasito te vas abriendo camino. ¡Ánimo!

Paco Gómez Escribano dijo...

Hay muchísimos intereses, Ana. Tú lo has dicho. Los lectores siempre estamos condenados a leer solo lo que publican, que no es oco.

Gracias, Juan Carlos. Lo cierto es que lo pasé bien en la Feria del Libro. Fue como un cumpleaños para mí. Y sí, seguiré escribiendo, a pesar de todo.

Claro, de los errores se aprende, S.Cid, y encantado de que me los digan. Yo me refiero más bien a expresar una opinión y que te caigan palos por todos lados, como me pasa a menudo en el blog.
Si dependiera de mí publicaría la siguiente ya. De momento te puedo decir que la próxima ya la tiene mi editor y la está evaluando. Si le gusta, Dios dirá, supongo que al año que viene.

Un abrazo a todos.

Miguel Baquero dijo...

Cuando yo era lector, y no me daba por escribir, pensaba que el mundo de la literatura estaba lleno de gente superinteligente, sensible, generosa... Y a la hora de la verdad, quizás es donde menos se dé todo esto. Las trampas que hay tras cada esquina de esto son proverbiales.

Lo que hay que hacer, en mi modesta opinión, es intentar quedarte con lo bueno, despreciar o que al menos no te afecte lo malo, seguir el rumbo que te hayas trazado, no dejarte llevar de aquí para allá por las modas o las poses, y tener muy en cuenta que es absolutamente imposible gustar a todo el mundo... Disfrutar en lo posible, y ya está.

Es un consejo un poco tonto, pero es que yo no valgo para dar consejos.

gualda dijo...

Paco,suena bien tu nombre,muy español.Yo que soy de valencia ,ese nombre me suena a nuestro gran y benevolente presidente autonómico,a cierto caballero ya fallecido por la gracia de DIOS.Paco,un nombre que gracias a ti suena a cultura,saviduria........espero que no tardes mucho en venir a valencia a estar con nosotros,a firmar tus libros y de paso a merendar,bueno a tomar una orxata amb fartons.